SINOPSIS (spoilers de las primeras dos temporadas): Jonas es salvado momentos antes del Apocalipsis por una Martha que dice venir de otro mundo, mientras la Martha de su propio mundo está muerta frente a sus ojos. Charlotte ve a Elisabeth adulta en el futuro y ambas se tocan en el mismo momento. Jonas adulto salva a Magnus, Franziska y Bartosz del Apocalipsis. En el búnker se encuentra Peter, Elisabeth, Regina y Claudia, pero justo antes también entra el Noah joven. El inicio es el final y el final es el inicio. ¿Es posible cambiar lo que ya sucedió?

El día 27 de junio (el mismo del Apocalipsis) se estrenó en la plataforma de Netflix la tercera y última temporada de la famosa serie alemana Dark. Ya la vimos y les daremos nuestra opinión sin spoilers (pero sí de las dos temporadas anteriores, así que quedan avisados). Tampoco intentaremos darles una explicación de los hechos o un resumen de los árboles genealógicos, ya que hay otras páginas que lo han hecho y mucho mejor de lo que podríamos nosotros. También está la misma página oficial que permite revisar las líneas genealógicas y el estado de cada personaje por capítulo.

Al final de la segunda temporada, el Apocalipsis sí ocurrió por más que Jonas intentara evitarlo, peor aún es que descubre que es él mismo en su versión mayor, Adam, quien mata a Martha para ayudarlo a convertirse en él. Sin embargo, en el último momento es salvado por una Martha que dice venir de otro mundo. De igual forma, su versión adulta salva a Magnus, Franziska y Bartosz, mientras que en el búnker se encuentra Claudia (la que recién está aprendiendo de los viajes en el tiempo), Regina enferma, Peter y Elisabeth de niña, instantes antes del final también vemos entrar a Noah, su versión joven. Por último, en la planta de energía nuclear vimos como se abrió un portal que conectó a la Elisabeth adulta del futuro con la Charlotte del 2020 y ambas estiran los brazos para tocarse. 

Si hay algo que ha demostrado funcionar muy bien para los fans es cuando entre temporadas nos llenamos de teorías y el proceso de espera se vuelve parte de la misma serie. Es por esto que la espera de esta temporada, aunque se sintió larga, también fue creciendo en expectativas. Siempre se nos dijo que serían solamente tres y viendo el resultado final, es más que suficiente, ya que Dark nos dio lo que prometió y más. Y creo que ese es su mayor logro, haber sido consecuente con lo que nos prometió y aun así ir ampliando la complejidad poco a poco, como la revelación de la existencia de dos mundos.

Si bien a la mitad de la temporada da la sensación de que el nudo es aún más enredado que antes, logramos tener el momento de claridad en el que entendemos el origen de todo y podemos ver el final. Porque, al final, la serie termina de la única manera en que podía hacerlo y como siempre nos dijo que lo haría. Eso no significa que fuera predecible, para nada, pero sí era la única solución que cuando llega nos deja ese sabor agridulce de victoria.

Lo más rescatable, incluso más que la ciencia utilizada o el cómo manejaron los viajes en el tiempo y las realidades, tiene que ver con las relaciones entre los personajes. Si sacamos todo lo que es ciencia ficción nos quedan padres queriendo hacer lo mejor para sus hijos, fallando, acertando y luchando por darles la oportunidad de vivir. Así es simplemente y eso es lo hermoso, el mensaje de hasta dónde está dispuesto un padre o una madre a llegar por salvar a sus hijos.

¿Cómo se jugaba realmente el juego? Creo que es lo interesante de analizar y que cada uno encuentre sus respuestas. Adam y Eva lo veían casi como una guerra religiosa, con sus seguidores y visualizándolo como la lucha del bien contra el mal. Jonas y Martha lo veían como una lucha por salvar a quienes querían, más enfocado en los sentimientos, en hacer lo que creían correcto sin importar bandos. No diré más para no hacer spoilers.

Al final, ¿es Dark una serie con un tema nuevo? No, Dark se para sobre los hombros de gigantes (libros, películas, series, etc) pero nunca lo niega. El logro no es contar algo nuevo, sino que haber creado una mezcla de elementos de distintos orígenes y teorías sobre viajes en el tiempo para entregar un producto coherente e impecablemente armado.

Como dato curioso, si se preguntaban por el ojo de Wöller el actor realmente tenía una herida y decidieron agregarlo al guion. Como salieron teorías al respecto terminó volviéndose una broma de la producción, en la que cada vez que él intentaba explicar la razón de la herida se veía interrumpido.

Finalmente, Dark cierra su tercer ciclo por lo alto, dando respuestas, enseñándonos cuál era el verdadero juego y quiénes sí sabían cómo se jugaba. Una temporada con momentos emotivos que nos hablaron de sus protagonistas, de sus dolores, sus miedos y sus deseos de salvación.

Directores: Baran bo Odar.
Elenco: Louis Hofmann,Anna König, Roland Wolf, Oliver Masucci, Jördis Triebel, Sebastian Rudolph, Mark Waschke, Karoline Eichhorn, Stephan Kampwirth, Anne Ratte-Polle, Helena Abay, Harald Effenberg, Sebastian Hülk, Deborah Kaufmann, Ella Lee, Andreas Pietschmann, Walter Kreye, Peter Benedict, Christian Steyer, Leopold Hornung, Tatja Seibt, Lisa Vicari, Hermann Beyer, Angela Winkler, Peter Schneider, Stephanie Amarell, Carlotta von Falkenhayn, Arnd Klawitter, Anatole Taubman, Luise Heyer, Lena Dörrie, Julika Jenkins, Michael Mendl, Gwendolyn Göbel, Lisa Kreuzer, Hannes Wegener.
Año: 2020.
País: Alemania.
Temporadas: 3
Capítulos en esta temporada: 8
Capítulos en total: 26
Duración por capítulo: ~1 hr.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Síguenos en RRSS





COLABORADORES