Pages Navigation Menu

[Review de Libro] La princesa de hielo y fuego

SINOPSIS: Aya, una hacker adolescente que se viste y comporta como los personajes de los videojuegos, se enfrenta a un complot internacional contra ella. Su padre, el ciberactivista Magnus Sturluson, le ha revelado la existencia de unos documentos clasificados como alto secreto antes de ser asesinado. Viktualia, una organización secreta, intentará impedir por todos los medios que Aya los consiga y los divulgue.

la_princesa_de_hielo_y_fuego

La princesa de Hielo y Fuego fue escrita por Svend Morthens, quién, paradójicamente, fue un hacker en su juventud, en la época de los 80’s, hasta que tuvo que huir de Islandia y llevar una vida discreta producto de sus movimientos cibernéticos. Esto nos puede llegar a hacer pensar que la historia que leerán a continuación tiene más que ver con su propia vida que con la ficción. Como nos explica en la contraportada del libro, comenzó a escribir historias juveniles producto de enterarse que tenía una hija adolecente, esto quiero dejarlo claro, porque el libro está orientado a un público bastante teen.

La historia de este thriller se desarrolla en Islandia y nos presenta a una niña hacker llamada Aya, hija de un conocido hacker que lucha contra la corrupción del mundo, que forma parte de Drumleaks (algo así como Wikileaks), los que luchan contra Viktualia, una red de terroristas con mucho poder. Los hechos nos llevarán a que Magnus tenga que confiarle un gran secreto a su hija, quien tendrá que poner de todo su ingenio y habilidad para intentar defender este secreto de los enemigos de su padre, contando con un grupo de amigos llamado los siete enanitos y algunos aliados del colegio.

Aya tiene un estilo un tanto estrafalario en su vestimenta, ama los videojuegos por lo que se viste con disfraces de sus heroínas favoritas, como si un de un día de cosplay se tratara. Siempre anda con su notebook Acer Aspire S7 -sí, lo recuerdan cada 5 minutos, creo que es su patrocinador o algo así, como Canon o Súper 8 es a la saga Que pena Tu… -, tiene 16 años -lo que explicaría un poco su forma de ver el mundo- e intenta ser adulta, seria y comprometida con las cosas. Pero nos damos cuenta que es infantil y tiene serios problemas de sentimientos, haciéndose la fuerte en situaciones que debería estar llorando y en otras, que son tan básicas, tiene complicaciones muy grandes -supongo que es la edad y, posiblemente, yo también fui como ella a los 16 años-. Como dijimos, el libro está orientado a chicos de esta misma edad.

Aya vive en un mundo de fantasía, vive más feliz conectada a la red que compartiendo con sus pares, es por esto que comienza a asistir a clases con un robot con cámara, momento en el que conoce a Agnar, el chico de sus sueños y el culpable de que sus hormonas se comporten como una montaña rusa. El libro tiene mucha magia -más de la que tal vez sea necesaria- y también hay mucho ocultismo. El colegio donde debe estudiar tiene nombres de personajes de un libro de cuentos Islandés, escrito por Astrid Karlsdottir, que se supone es una famosa escritora del folclor popular, todas sus salas contienen nombres relacionados a este cuento.

El desarrollo siguiente del libro te engancha y quieres terminar leerlo; los buenos son malos, los malos son buenos, los buenos son buenos y los malos son más malos, tal cual la humanidad existe desde siempre. Aya va creciendo a medida que el libro avanza, sobre todo gracias al apoyo de sus verdaderos amigos. No comentaré mucho sobre la mamá, porque la odié desde el primer momento en que la nombraron, si nunca la hubiesen nombrado quizás la historia hubiese sido la misma; creo que es un desquite de Svend (el escritor) a la madre de su hija, por no presentársela desde el primer momento en que supo que estaba embarazada. También odié en cierta medida a la protagonista -no me gustan los sabelotodo-, porque todo, pero “absolutamente todo” era capaz de hacer esta pequeña niña disfuncional, y eso, todos los que ya pasamos la adolescencia sabemos que no es tan posible, no al menos de un minuto a otro. Pero eso sí, Aya hará lo que sea por mantenerse con vida y revelar al mundo lo que esconde Viktualia, lo que demuestra que el ser humano con desesperación es capaz de cosas increíbles.

Como dije en el párrafo anterior, el libro lo recomiendo a los jóvenes y, de verdad, léanlo. No es malo, es divertido, es rápido de leer, te sentirás identificado con las palabras que usan, su extensa tecnología, con los juegos que nombra y tal vez te dé un empujón a investigar más allá de lo que tienes a mano, a soltar de vez en cuando tu celular para comenzar a vivir tu vida.

Agradecimientos a Editorial Planeta por permitirnos reseñarles este libro.

 

Sobre Elessar


Administrador de Galadnor.cl.