SINOPSIS: Caroline Oresteia está destinada al río. Durante generaciones, su familia ha sido llamada por el dios del río, que ha guiado a sus capitanes en innumerables viajes a lo largo de las tierras fluviales. A los diecisiete años, ella ha pasado años escuchando el agua, lista para hacerse cargo de su destino. Sin embargo, el dios del río aún no ha pronunciado su nombre, y si no lo ha hecho hasta ahora, existe la posibilidad de que nunca lo haga. La vida de Caro da un vuelco inesperado cuando su padre es arrestado por negarse a transportar una caja misteriosa. Ella decide tomar su futuro en sus propias manos y acepta entregar la carga a cambio de su liberación. Pero la caja es más peligrosa de lo que imaginaba y pronto se ve atrapada en una red de política y mentiras, con despiadados piratas tras el cargamento y sin el dios del río para ayudarla. Con tanto en juego, Caro debe elegir entre la vida que siempre quiso y la que nunca podría haberse imaginado.

Con una premisa interesante Sarah Tolcser nos atrae rápidamente a su historia, una historia que nos intriga porque parece ser diferente a otras, ya sea en su ambientación o en las características de sus protagonistas. Además, al avanzar la historia es muy fácil quedarse en ella, con un ritmo tranquilo a ratos y vertiginoso en otros todo el tiempo quieres saber qué va a suceder en esta aventura de balandreros y corsarios.

La historia en sí es muy entretenida, a pesar de las pausas necesarias, todo el tiempo está pasando algo que es relevante para la trama o para entender a sus protagonistas. Sin embargo, el relato también a ratos parece un poco simple, sin muchas explicaciones sobre el mundo en el que nos encontramos más que el necesario para entender lo que va a suceder (o no). Tal vez al ser el primer libro de una duología la autora pueda explicarnos más en el futuro, pero inevitablemente querremos saber más del mundo, de la política y de los dioses que ahí nos presentan.

Caro, la protagonista, es un personaje fuerte e independiente, un poco temerosa en un principio, pero es normal para una joven de 17 años que por primera vez va a tomar el mando de su barco. Cuando se ve metida de lleno en una aventura que ella no pidió, podemos ir viendo cómo va modificando su punto de vista y podemos entender fácilmente el camino que elige y el por qué lo hace. A diferencia de varios protagonistas, ella no está sola en el mundo y podemos ver mucho de ello en su forma de ver la vida y de enfrentarse a ella.

Al ser un libro juvenil es obvio que haya una historia de amor, a ratos pareciera que faltan muchos detalles de la relación de los protagonistas para entender el enamoramiento, aunque al menos no es un amor instantáneo. Su relación es bastante tensa en un comienzo y con el paso de las páginas podremos ver cómo se van entendiendo de a poco para pasar a trabajar juntos sin problemas.

La edición del libro es hermosa y los detalles hacen que uno lo atesore aún más. El mapa del comienzo nos da una idea general del reino y de la geografía del lugar, especialmente para ver hacia dónde los llevará el río, y los inicios de capítulo hacen una progresión del avance del libro en forma de barco.

La canción de la corriente es un libro que nos lleva de paseo por una aventura de barcos y corsarios, un libro que tiene el ritmo de las aguas: con rápidos, cortacorrientes y bancos de arena, pero que finalmente nos deja en un mundo del que querremos saber mucho más.

 

Autor: Sarah Tolcser
Editorial: VR YA – ZigZag
N° de páginas: 408
ISBN13: 9789877473940
Idioma: Español
Precio: $12.500

 

Sarah Tolcser vive en Nueva Orleans, donde lidia con iPads y computadoras deshonestas en su trabajo diario. Graduada de la Universidad de St. Lawrence, se especializó en escritura y filosofía. Ella disfruta de los videojuegos, el baloncesto de la NBA y los libros sobre chicas que explotan cosas. Sarah está casada… con tres gatos.

 

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES