SINOPSIS: «Ni siquiera yo sé si me casaré o si tendré hijos. O puede que me muera antes. ¿Por qué tengo que renunciar a lo que quiero ser o hacer por un futuro que no sé si llegará o no?»

Esta novela ha pasado de ser la breve historia de una joven coreana a convertirse en un terremoto que ha sacudido a las mujeres de medio mundo. Kim Ji-young (que lleva el nombre más común entre las mujeres coreanas nacidas en 1982) es aparentemente una mujer como cualquier otra, con una juventud sin pena ni gloria, siempre a la sombra. Todo se retuerce cuando, de repente, Kim empieza a hablar con las voces de su madre, de una amiga desaparecida, de otras muchas mujeres. Lo que parecía una broma adquiere el tono de una respuesta, de una insurrección y, para los demás, el tono de una enfermedad. 

En enero llegó a Chile un libro que en Corea del Sur causó bastante revuelo con su publicación, tanto así que fue el primero de la autora en traducirse al español. Hablamos de Kim Ji-young, nacida en 1982. Una historia que nos habla de la vida de Kim Ji-young, desde su infancia hasta el momento en el que sin motivo alguno comenzó a hablar usando las voces de otras mujeres.

Como pueden leer en la sinopsis, nuestra protagonista, madre de una niña y casada, un día comienza a hablar con voces que no le pertenecen. Es una trama algo extraña que puede llevar a esperar algo por completo diferente del libro, que es lo que me pasó. Es cierto que así es como parte nuestra historia, con Ji-young hablando como su madre, como su amiga o incluso imitando gestos de su hija pequeña sin darse cuenta. Sin embargo, ese es solo el inicio, ya que pasado este capítulo nos vamos a los primeros momentos de nuestra protagonista, conocemos su infancia e incluso sobre sus padres.

Ciertamente, es el trabajo perfecto para compatibilizar con el cuidado de los hijos. Entonces, es un buen trabajo para todos, no solo para la mujer,  ¿no? ¿Acaso los hijos los tiene solo la mujer? Mamá, ¿vas a decirle lo mismo a tu hijo? ¿A él también lo vas a enviar a una universidad pedagógica?

Y es ahí cuando entendemos de qué va este libro, que no es más ni menos que de la vida de Ji-young. Para algunas personas puede parecer aburrido o clásico de la literatura asiática, hablar de nada y a la vez de todo. Así es, porque mientras vamos creciendo con Ji-young vamos dándonos cuenta de que el machismo existe en todos los países y de formas distintas y similares. Cada país tiene su propia cultura machista, en muchos casos más arraigada que cualquier otra tradición. Porque no es fácil ser mujer en ningún país, ni en ninguna época (no vamos a negar que hay lugares y tiempos mucho más difíciles).

Algo muy interesante del libro es que mientras la protagonista crece se nos mencionan eventos, ya sea crisis económicas o tendencias en el país que son reales, incluso vienen con su fuente por si quieren saber más. Algunas son tan sorprendentes como el aumento de abortos en caso de que el bebé fuera una mujer, debido a que eran los hombres quienes traían el honor a la familia y quienes estudiarían para trabajar y cuidar del resto. Tal como nosotras pudimos normalizar comportamientos machistas, también lo hizo Ji-young, pero a medida que crece la vemos cuestionarse las cosas más simples y conocer a otras mujeres que aportaron esos pequeños granos que germinan en la idea del feminismo (aunque no se diga con esas palabras).

Pero yo no estoy aquí para animarte ni a ti ni a nadie. Si necesitas fuerzas, que te receten una medicina o algo que te de energía.

Lo más terrible del libro es que no lo es, es que no hay ningún drama terrible por el que tenga que pasar Ji-young para luego sobreponerse y que sea una historia de superación. Sin embargo, sigue siendo una historia terrible. ¿Lo peor? Que viviendo a kilómetros de distancia, con una edad diferente, estado civil diferente y toda una historia familiar diferente, me identifiqué con ella en más de una ocasión. Es imposible no entender lo que siente, no entender su confusión, ni su rabia, ni su miedo.

Sin hacer ningún spoiler no puedo dejar de mencionar el final, en un inicio me chocó no encontrar lo que esperaba sino que algo tan simple y mundano. Sin embargo, con el paso del tiempo pude apreciar que era el cierre perfecto para la historia que se quería contar, un cierre horrible, pero acorde al que gran parte de las mujeres han tenido en la historia.

Al final, el libro es muy simple. Si lo lees y no lo entiendes, eres parte del problema. Si lo lees y te parece exagerado, eres parte del problema. Si lo eres y te deja indiferente, eres parte del problema.

Kim Ji-young, nacida en 1982 es la simple y terrible vida que todas las mujeres nos vemos obligadas a llevar en mayor o en menor medida. La historia de nuestra invisibilidad en el mundo, de nuestro sometimiento y de cómo nuestros problemas siempre parecen menos para los hombres.

Autor: Cho Nam-joo
Editorial: Me gusta leer – Alfaguara
N° de páginas: 160
ISBN13: 9788420437927
Idioma: Español
Precio: $12.000

Cho Nam-joo (Corea del Sur, 1978)-. Se licenció en Sociología y ha trabajado durante diez años como guionista de televisión. Sus dos primeras novelas, Cuando escuchas con atención (2011) y Para Comaneci (2016), lograron la aclamación de la crítica y recibieron múltiples premios. Kim Ji-young, nacida en 1982, que se ha convertido en un fenómeno entre las lectoras y los lectores de Asia, es la primera que se traduce al español.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES