Pages Navigation Menu

[Review de Libro] El viaje de Kuno

Título: El viaje de Kuno
Autor: Klaus Merz, Hannes Binder (ilustrador)
Libros del Zorro Rojo, Barcelona, año 2008. Tapa dura
ISBN: 9788492412051
Precio $13.900

SINOPSIS: «Sale la luna e ilumina la noche. La sombra en movimiento de Kuno se proyecta sobre el asfalto. Kuno atraviesa el campo abierto y se desliza por los pueblos y por el barrio periférico de una ciudad sin hacer ruido. —Sobre todo no pierdas la calma –se dice a sí mismo dentro del casco».

El viaje de Kuno 1

Supuestamente cualquier cuento de objetivo infantil es una representación particular de la infancia. La imagen adulta acerca de “en qué consiste ser niño” es un modelo que, paradójicamente, determina la autopercepción del niño.

En los cuentos es habitual encontrar, por prejuicios, puntos de vistas, todo desde el mundo adulto, representaciones de la infancia muy estereotipadas, nostálgicas o demasiado planas. Y es que la mirada adulta suele ser poco respetuosa y muy impositiva con el niño. Aunque, claro está, no siempre es así.

El viaje de Kuno 3

Kuno ha tomado su patineta para emprender un viaje. ¿Huye?, ¿qué busca?, ¿a dónde va? Las respuestas no son encontradas en las pocas páginas que tiene el libro, con un texto más bien descriptivo que se mantiene distante de la acción, como un narrador bien en off.

Lo importante en El viaje de Kuno es lo visual. Captamos el desplazamiento del protagonista en cada página y esto alenta al lector a buscar una interpretación propia. El peso del álbum lo llevan las imágenes. Dan muestra del movimiento; en el manejo del contrate y en su expresividad dan cuenta de los sentimientos contenidos del protagonista.

El viaje de Kuno 2

El viaje de Kuno es un libro que amerita más de una lectura, pues su verdadero mensaje está en lo que no nos dice directamente, en lo que omite el relato, lo que será descubierto por cada lector, niño o adulto, a su propia manera de ver el mundo.

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11 Correo: abelka@galadnor.cl Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.