Pages Navigation Menu

[Review de libro] Cochrane vs. Cthulhu

SINOPSIS: Europa, 1815. Napoleón intenta rearmar su Imperio. En la costa occidental de Francia ha construido en secreto un castillo artillado, Fort Boyard, para evitar el ingreso de buques enemigos. Una noche, los soldados franceses capturan en la bahía a su peor adversario, Thomas Cochrane. El legendario marino ahora es un prófugo de la justicia británica. Al mismo tiempo, desde el Atlántico, horribles y peligrosas criaturas asedian la aislada fortaleza. Pronto los franceses se ven obligados a unir fuerzas con el ingenioso Lord Cochrane para enfrentar esta amenaza sobrenatural. ¿Acaso es Cthulhu, un dios dormido, quien se levantará desde el fondo del océano a reclamar su dominio sobre el mundo?

Una novela histórica que mezcla la acción épica de las guerras napoleónicas con los escalofríos del terror gótico.

De la mano de Penguin Random House llega la aventura de uno de los marinos más famosos de la historia, Lord Cochrane. Quién se verá enfrentado a una criatura que no solo pondrá a prueba al marino y su tripulación, sino que pondrá en peligro la supervivencia de la raza humana. El libro fue escrito por Gilberto Villarroel, escritor y productor de la serie documental Lord Cochrane, capitán de mar y guerra, rodada en siete países.

Como dice la sinopsis la historia transcurre en 1815 en el Fort Boyard, un fuerte de dimensiones casi monstruosas que fue construido por orden de Napoleón en una zona que en 1809 el mismo Lord Cochrane dejó en ruinas. Siguiendo una lógica muy similar a los libros de Verne, este parte con una descripción detallada del Fort Boyard y la historia detrás de su construcción. Luego, se nos introduce a uno de los protagonistas, el capitán Eonet, quien estando a cargo del fuerte recibe de prisioneros a Lord Cochrane y su tripulación. Todo parece estar bien hasta ahí. El capitán planea llevar a los prisioneros a Francia para que sean juzgados por sus crímenes, a pesar de la reticencia de Cochrane, quien aclama ya no formar parte de la marina inglesa. Sin embargo, un cruel asesinato de soldados franceses pone en duda la inocencia del marino y los planes de este. Esto se suma a ataques de criaturas jamás antes vistas en la naturaleza y el descubrimiento de unos jeroglíficos que podrían vaticinar el despertar de un monstruo con el poder de acabar con toda la raza humana.

El estilo de la novela fue comparado con Verne, Salgari y Lovecraft. Por el mismo nombre pueden imaginar la influencia de Lovecraft en la historia. En caso de que no lo sepan Cthulhu es, prácticamente, un dios creado por el autor que aparece en una serie de relatos. Es una criatura que llegó del espacio junto a un séquito y permanece dormida hasta que, producto de una alineación estelar, su hogar sale a la superficie y el dios despierta. El mismo Gilberto describió el libro como un homenaje y remix de La llamada de Cthulhu primer relato en que aparece el dios.

Es una historia divertida, con un ambiente de tensión y suspenso que va creciendo a medida que el despertar de Cthulhu se hace cada vez más próximo. A pesar de ser Cochrane el protagonista, gran parte del libro viene del punto de vista del capitán Eonet (en tercera persona) y sus observaciones y opiniones sobre el marino. Siendo ambos enemigos de guerra, la relación que llegan a desarrollar es muy interesante, debido a que ambos sienten un profundo respeto por el otro que se ve incrementado a medida que sus habilidades y toma de decisiones van siendo puestas a prueba. Es posible ver el ingenio de Cochrane, no solo como soldado sino que como inventor y la forma analítica en que razonaba todo lo que ocurría a su alrededor. Habilidades que le ganaron una fama a nivel mundial.

Finalmente, Cochrane vs. Cthulhu es una aventura que mezcla a la perfección hechos y personajes históricos con una de las criaturas más destacadas del imaginario lovecraftiano en una historia llena de acción, suspenso y grandes descubrimientos.

  • Adonis Leiva

    Mmm como que por reseñas se ve bueno, pero hay un no se que, que no logra convencerme