SINOPSIS: Un conjunto de ilustraciones protagonizadas por distintos gatos que reflexionan sobre las contradicciones sentimentales y la contingencia sociopolítica: la hipocresía social, la corrupción de los poderes fácticos y la incapacidad de empatizar con los problemas del otro.

En todas las ilustraciones, los gatos son acompañados de un divertido y malhablado ratón que funciona como apoyo o contraparte de los mensajes enunciados.

Como muchos ya saben —y si han estado atentos a nuestra página deberían saberlo—, este mes se lanzó como novedad de Penguin Random House un libro de GatosQls

En sus páginas podremos encontrar muchas viñetas inéditas que reúnen a sus personajes más icónicos, sin nunca dejar de lado la ironía, sus palabras malsonantes y políticamente incorrectas, ni nada de lo que caracteriza a cada uno de estos gatos (y ratón).

Un libro que, si ya los conocen y les gustan las irreverencias, no los dejará indiferentes y necesitarán tener en cualquier lugar. 

Gracias a la editorial tuvimos la oportunidad de hacerle una breve entrevista a Cross the Styx, su creador, que dejaremos a continuación:

¿De dónde sale esta idea? Y, principalmente, ¿por qué gatos?

Hace muchos años atrás, casi cuando empezó Facebook, yo seguía una página gringa de gatos (que dejó de publicar hace rato) que decían frases pesimistas. Nada del otro mundo, pero yo me cagaba de la risa de la simpleza. Un día, a mediados del año pasado (2018) agarré varias de esas imágenes, les traduje el texto al español, y las subí a una cuenta facebook en donde yo subía comentarios de cine, libros, películas y opiniones (misma estupidez que ahora hago desde mi instagram @crossthestyx, nombre que luego se transformó en mi pseudónimo), y al rato las imágenes, que no eran más de 4 o 5 se compartieron a una velocidad pal’ hoyo. Inmediatamente las bajé, inventé un nombre, un logo, hice otro fanpage, hice los textos  con chuchadas y garabatos, las volví a dibujar, las subí y listo; la página prendió casi de inmediato.  Lo de que fueran gatos, tiene que ver con lo que representan ellos en el imaginario de las personas. Son animales super independientes, elegantes, que entregan cariño solo cuando ellos estiman necesario, y cuya personalidad está asociada al mal genio, la suspicacia, la pereza y sobre todo el disfrutar de los placeres del “no hacer nada”. Eso, aparte de que es un animal que ha sido venerado por siglos, como que está por sobre nuestra calidad de humanos, no así con el perro, que uno siempre lo asocia a la compañía y la fidelidad  a la par o al mismo nivel de nosotros. El gato calzaba perfecto con el espíritu de la página, y dudo que con un perro hubiese sido el mismo efecto. Súmale a eso el culto actual al gato, y todo termina calzando perfectamente.

¿Cómo llegaste al tipo de lenguaje que utilizas y por qué se quedó en esa opción?

En realidad no fue tan rebuscado, ya que así hablo –y creo que casi todos hablamos así– a diario. Pero también tuvo que ver con tratar de hacer un contraste entre la viñeta (que siempre lleva chuchadas y garabatos) versus el texto del post (que nunca lleva garabatos para evitar que FB o Instagram te bajen la publicación), y funciona la raja. Aparte que el garabato es transversal en Chile, todos lo ocupan y creo que es el desdoble que se produce en la gente a la hora de compartir las viñetas. En el fondo como que se desmarcan de la publicación: “esto lo dice el gato, no yo”. Sabiendo que en definitiva sería tal cual como ellos lo dirían en la vida real y con amigos.

Vemos que actualizas bastante seguido en las redes sociales, ¿de dónde vienen tus ideas?

Las ideas vienen de todos lados, la verdad. Leo bastante y consumo mucho cine y documentales. Soy bastante observador, y trato de estar receptivo a las imbecilidades y curiosidades que uno ve a diario en la calle. Cuando veo o leo algo que me cause el sentimiento de mierda que sea, y que pueda servir para GatosQls, lo anoto en el celu o donde sea (me mando correos), y así tengo como una base de datos (bastante extensa) de frases que luego las leo, selecciono, arreglo, les dibujo un gato, y listo.

La actualidad es un punto importante en tus viñetas, sin embargo, la política es un punto que aparece una y otra vez, ¿por qué se da esto?

Aristóteles lo decía “somos animales políticos (y sociales) por naturaleza”. Incluso aquel que diga que no le gusta la política, está siguiendo la suya propia. La política con sus diferentes directrices termina decidiendo dónde vas a vivir, cuánto vas a ganar y con cuanta plata vas a llegar a fin de mes. Regula desde la educación de tus hijos, el precio del kilo de pan, hasta si debes o no debes ser exterminado por pensar distinto. No puedo NO ser político, y no hablar de ello, y sobre todo ahora que la página llega y gusta a tanta gente, que es aún más relevante, ya que se convierte en una vitrina y un panfleto virtual para todos aquellos que quieren ser escuchados; me llagan correos y mensajes de diferentes agentes sindicales, grupos sociales, ONG, juntas de vecinos o agrupaciones que no teniendo la llegada de GatosQls, me piden ayuda para levantar la voz. Y ese es el verdadero rol (en mayor o menor medida) que como ciudadanos nos compete. Comprometernos por el bienestar del resto es fundamental, y si se puede ayudar difundiendo, ahí estaremos.

Si vivieras en otro país, ¿crees que se habría dado de igual manera este proceso?

Ni cagando. O al menos dudo que sea igual. GatosQls está estructurado sobre la base de las vicisitudes e idiosincrasia de este arrabal minero. Que con sus pro y contras, con sus garabatos, sus penas y alegrías, hace del resultado un proceso sui generis que dudo que de la misma forma, se pueda dar en otro país. Siguen GatosQls en otros países, pero son otros chilenos. Sé que pega harto en los extranjeros residentes en Chile, básicamente asumo, porque están inmersos en la misma mierda que uno, y terminan empatizando, pero dudo que se dé de igual forma en otro lugar. Debe haber de qué quejarse en otros países, pero acá es el paraíso en ese sentido.

Hemos visto que tienes algunos personajes recurrentes (especialmente en el libro) y otros que pareciera que hacen su aparición al público solo algunas veces. ¿Cuál es tu favorito? ¿Cuál es el que genera más reacciones?

Sí. Casi apenas empecé con la página, me preocupé de que pudiera perdurar en el tiempo de la mejor forma posible, y una de esas formas era teniendo varios personajes recurrentes. Mi favorito es el ratón, sin dudas. Primero aparecía esporádicamente, pero luego, si el hueón no estaba en una viñeta la gente me lo hacía saber indignada. Hay algunos personajes en los que el ratón nunca aparece, pero en el resto es pilar fundamental.

¿Cómo fue la selección de viñetas para el libro?, tomando en cuenta que es una publicación que debe mantenerse vigente.

No hubo una selección propiamente tal. Fue creando las viñetas del libro linealmente en el tiempo. No sé, hacía dos para la web, y dos para el libro, y punto. Luego hubo un proceso de recorte editorial donde algunas no fueron incluidas (muy, pero muy pocas, casi nada.) por tener niveles de indecencia y rotería execrables. Pero los iré subiendo de a poco a las redes. Ahí no hay filtro, afortunadamente.  Por lo mismo creo que la vigencia de GatosQls, tanto del libro como de sus redes sociales, está sujeta al ir creando en el momento, sin planificación, reglas, ni nada que se le parezca. Todo se inventa sobre la marcha.

Y por último, ¿qué van a encontrar en el libro? ¿Por qué la gente tiene que comprarlo?

En el libro encontrarán un 98% de viñetas nuevas, de las más diversas temáticas, con los personajes clásicos, el ratón de mierda y muchos personajes nuevos; eso es seguro. Y deben comprarlo porque es un material gráfico inédito, de alta calidad (papel, formato, edición a todo color, arte, presentación, etc.) y que dudo haya otro libro en Chile con tantos garabatos, picos, chuchadas y tetas. A mucha gente le escandalizará eso (supe de gente que lo compro como regalo del día del niño, y luego fue a alegar a la librería de que a los pendejos se le habían caído los ojos), pero para muchos estoy seguro que es el gran incentivo para comprarlo. 

Agradecemos al autor por la entrevista y les avisamos que tenemos un concurso exclusivo en Instagram para ganar un ejemplar del libro. Además, quedan todos invitados para el día 22 de agosto, en la Qué Leo Forestal habrá una firma de libros.

2 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES