Pages Navigation Menu

[Review de Cine] La red social (The Social Network)

TÍTULO ORIGINAL: The Social Network
AÑO: 2010
DURACIÓN: 120 min.
PAÍS: EE.UU.
DIRECTOR: David Fincher GUIÓN: Aaron Sorkin (Novela: Ben Mezrich)
PROTAGONISTAS: Jesse Eisenberg, Andrew Garfield, Justin Timberlake

SINOPSIS: Una noche de otoño del año 2003, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), alumno de Harvard y genio de la programación, se sienta a su ordenador y con empeño y entusiasmo comienza a desarrollar una nueva idea. En un furor de blogging y programación, lo que comenzó en la habitación de su colegio mayor pronto se convirtió en una red social global y una revolución en la comunicación. Seis años y 500 millones de amigos después, Mark Zuckerberg es el billonario más joven de la historia. Pero para este emprendedor, el éxito ha supuesto complicaciones personales y legales.

Imagen enviada

Uno de los estrenos más esperados del año llega por fin a nuestras salas. De la mano del siempre interesante David Fincher (“Siete pecados capitales”, “Zodiaco”, “El curioso caso de Benjamin Button”), quien esta vez dirige un guión de Aaron Sorkin, también interesante –aunque menos conocido para nosotros –en “Charlie Wilson’s War” del 2007, y como creador y guionista de la gran serie dramática “The west wing”. Con estos dos nombres se espera al menos que el resultado de la película sea, al menos, correcto, aceptable.

Pues bien, estamos frente al fenómeno de masas el momento y la red social más grande e importante en la actualidad. Y varios podíamos entender esta empresa demasiado ambiciosa y arriesgada. Tomando en cuenta los desmentidos de ciertos elementos de la historia que han publicado los verdaderos mencionados en el filme.

Imagen enviada

Aún así, “La red social” funciona como un drama perfectamente cimentado, edificado y pulido. Podemos ver de inmediato que gran parte de los elogios se los debe llevar un guión tan pulcro, tan detallado y tan serio. La película entretiene, en sus dos horas de duración, no da espacios a tiempos muertos, a escenas aburridas o a excesivas explicaciones. Si bien los temas tratados muchos ni acercamos a entenderlos –algoritmos, fórmulas –son brillantemente expuestos no como puzzles a resolver, sino como un elemento más de la trama, y logran sociabilizar con los hechos y situaciones más cotidianas que podemos ver en el desarrollo de la historia.

Otro punto positivo es la fluidez de los diálogos, con una rapidez que en momentos tal vez hasta nos maree, pero que ayuda a la construcción de personajes tan bien delineados y diferenciados. Todos están presentes por el mismo motivo, pero a cada uno le mueven distintos motivos. Y en esta confrontación radica la simpleza –y a la vez grandeza –de una historia que posee una estructura narrativa perfecta, donde no sólo viaja constantemente entre distintos tiempos, sino que también enlaza puntos de vista y de moral.

Imagen enviada

Nos acerca a la parte crítica, al lado extremo, a la emoción frente a situaciones adversas y positivas. Y esto se logra con excelentes interpretaciones, destacando aún más Jesse Eisenberg, sorprendiendo con un papel abstraído, calculador, impaciente. Y éstas son cualidades de la propia película, donde Fincher aporta con un estilo cronista, pero que va más allá de narrarnos simples hechos, sino que saca a relucir lo más crudo del ser humano, muy similar al de “Zodiaco”.

La música es excepcional, sobretodo en la secuencia que sigue a la escena inicial entre los personajes de Mara y Eissenberg. Composiciones cargadas de una simpleza y de una profundidad que se mezclan logrando piezas bien elaboradas y que montan una banda sonora a la altura de la película.

Imagen enviada

“La red social” se encumbra como una película imperdible en este último trimestre, que se deja ver con una rapidez y perspicacia también tan propias de su protagonista, y que entrega uno de los mejores trabajos de su director y su guionista, junto a actuaciones más que interesantes.

Calificación: 8/10.

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11 Correo: abelka@galadnor.cl Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.