SINOPSIS: En esta versión moderna de la historia de “Cyrano”, una tímida estudiante llamada Ellie ayuda a un deportista del instituto a intentar conquistar a la chica de la que ambos están enamorados.

Este primero de mayo Netflix nos trajo una nueva versión de la clásica historia de Cyrano de Bergerac que ya hemos visto muchas veces. ¿Cuál es el argumento? Una chica inteligente, Ellie Chu, pero no popular, termina escribiendo las cartas románticas de un deportista, Paul Munsky, no tan hábil como ella. Sin embargo, Ellie también está enamorada de la misma chica.

Es cierto que puede dar la sensación de que es una historia conocida, porque lo es, pero al mismo tiempo el tono más maduro con el que se cuenta y los personajes hacen toda la diferencia y nos permiten disfrutar enormemente de la película.

Como dije antes, un gran punto a favor de la cinta son sus personajes. Lo lindo de Ellie es que sabe que no es popular, pero al mismo tiempo está cómoda con la forma en que es. No pretende cambiar su forma de vestir, ni cambiar su forma de peinarse. Ellie es Ellie y no tiene motivos para ser diferente. Por otro lado, Paul parte siendo el típico adolescente enamorado de una chica a la distancia, pero sin realmente estarlo. Sin embargo, a medida que avanza la película nos damos cuenta de que es adorable. De los sacrificios que hace por su familia y de que poco a poco sus sentimientos por Ellie cambian y que la aprecia por todo lo que es. Paul es un chico considerado con quienes lo rodean y que es capaz de ponerse en segundo lugar para ver a quienes quiere felices.

Puede parecer insignificante, pero en gran parte de las películas de adolescentes en las que ella no es popular ocurre una escena de cambio de look, lo que es casi un clásico. Aquí, en un momento Ellie y Paul están comprando ropa y él la ayuda, pero no le compra algo completamente diferente ni pretende que ella cambie su estilo, solo escoge ropa muy Ellie y eso es lo bonito del mensaje detrás; cuando quieres a alguien lo quieres con todo, no la versión mejorada que puede lograr.

Un aspecto interesante es la misma presencia del pueblo en el que viven. Ya conocemos el dicho pueblo chico, infierno grande, y es cierto, tanto Ellie, como Paul, como Aster (la chica de la que están enamorados) se sienten oprimidos por el lugar y por sus circunstancias. Es un pueblo religioso acostumbrado a asistir a misas todos los domingos, pero al mismo tiempo en la cinta salvo unos momentos no vemos mucho del juicio frente a los sentimientos de Ellie. En particular, no por parte de ella ni por parte de Aster y eso fue bonito, habían muchas otras cosas involucradas y no se centraron en lo “anormal” que podría parecer para ellos esos sentimientos entre sino que se normalizaron.

Finalmente, Si supieras es una versión refrescante de una historia que nos han contado mil veces. Con personajes adorables y bien construidos y un tono más maduro que no se suele ver en las películas adolescentes.

Director: Alice Wu.
Elenco: Leah Lewis, Alexxis Lemire, Daniel Diemer, Becky Ann Baker, Catherine Curtin, Wolfgang Novogratz, Enrique Murciano.
Año: 2020.
País: Estados Unidos.
Duración: 1 hr y 45 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES