SINOPSIS: Bajo el imperio de Napoleón, François Vidocq, el único hombre que ha conseguido escapar de las más grandes penitenciarías del país, es una leyenda de los bajos fondos parisinos. Dado por muerto tras su última gran evasión, el ex-presidiario intenta pasar desapercibido tras el disfraz de un simple comerciante. Sin embargo, su pasado lo persigue, y después de ser acusado de un asesinato que no ha cometido, propone un trato al jefe de policía: se une a ellos para combatir a la mafia, a cambio de su libertad. A pesar de sus excelentes resultados, provoca la hostilidad de compañeros del cuerpo así como del hampa, que ha puesto precio a su cabeza.

Este jueves llega a carteleras chilenas la cinta francesa llamada El emperador de París que nos cuenta la historia de François Vidocq, un personaje muy famoso en la historia del país ya que fue el primer director de una institución como Seguridad Nacional y uno de los primeros investigadores privados, realizando grandes avances en la investigación criminal. De hecho, Victor Hugo inspiró dos personajes de Los Miserables en Vidocq: Jean Valjean y el inspector Javert.

La historia nos cuenta desde que escapa de una prisión y vuelve a París dedicándose a vender telas, pero su pasado lo persigue y pronto es vuelto a apresar. Sin embargo, decide dedicarse a entregar a las verdaderas personas culpables de los cargos que se le inculpan para así limpiar su nombre.

Visualmente la película es preciosa de ver, todo está cuidado, en cada detalle de ambientación, en los edificios y su decoración, la ropa, etc. Sin saber de historia francesa se puede entender, aunque claro, por momentos hay líneas o ciertas frases que no logré entender del todo relacionado a la contingencia de ese momento de Francia, pero en ningún momento es un impedimento para seguir el hilo de la historia.

Es cierto que la cinta se toma su tiempo en partir y durante el inicio en realidad no sabía hacia qué se dirigía la historia (ni que se basaba en un personaje real) así que esos primeros minutos se hicieron algo más largos. Sin embargo, cuando nos dicen qué es lo que planea Vidocq y cuando arma su equipo para limpiar las calles de París la película se vuelve muy divertida y dinámica.

Mi mayor inconveniente estuvo en el personaje se volvería el “villano” de la historia, el que termina poniendo en jaque a nuestro protagonista y a todos sus compañeros. Este aparece demasiado tarde y no alcanzamos a efectivamente hacernos una idea de su poder o de lo que está dispuesto a hacer para conseguir lo que quiere. Durante gran parte de la cinta creemos que el gran antagonista será otro personaje y cuando es reemplazado todo sucede demasiado rápido y no tenemos tiempo para efectivamente temerle u odiarle. 

El emperador de París es una cinta francesa de época que nos habla de un personaje real de su historia a quien se le atribuyen varios logros. La historia de un delincuente que fue haciéndose su camino poco a poco demostrando su tenacidad e inteligencia.

Director: Jean-François Richet.
Elenco: Vincent Cassel, Patrick Chesnais, August Diehl, Olga Kurylenko, Denis Lavant, Freya Mavor, Denis Menochet, Jérôme Pouly, James Thiérrée, Fabrice Luchini,Vladimir Ostermann.
Año: 2018.
País: Francia.
Duración: 1 hr. y  52 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES