Sinopsis: Un joven afroamericano visita a la familia de su novia blanca, un matrimonio adinerado. Para Chris (Daniel Kaluuya) y su novia Rose (Allison Williams) ha llegado el momento de conocer a los futuros suegros, por lo que ella le invita a pasar un fin de semana en el campo con sus padres, Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford). Al principio, Chris piensa que el comportamiento “demasiado” complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a descubrir una verdad inimaginable.

Hay que decirlo, la academia y sus premiaciones (sobre todo “Los premios Oscar”) son de lo más racista que existe dentro de la industria del 7mo arte. Grandes películas no han llegado a ser nominadas por diferentes motivos, ya sea su; temática, género cinematográfico o poca difusión. Los términos para llegar a ser una nominada van cambiando por año y, generalmente, los ganadores terminan siendo premiados por pura publicidad. Un claro ejemplo de ello es Moonlight ganando la estatuilla a “Mejor Película” el año 2017, superando a films que quedarán en el colectivo del cinéfilo durante mucho tiempo más (La La Land o Arrival, por ejemplo). ¿Era una gran película? No, no lo era. Tenía grandes actuaciones eso sí, pero si hablamos de un film completo que merecía dicho premio la respuesta no sería positiva. ¿A qué va todo esto si hablaremos de Get Out? A algo muy simple: Una película de “Horror” (y con tintes de humor negro) es nominada a tres de los premios más importantes de esta racista (pero aprovechada) academia.

Get Out es el primer film del director, actor y comediante, Jordan Peele. Un film que mezcla dos géneros para darnos una fuerte crítica social al racismo y, por sobre todo, al racismo pasivo que es pan de cada día para dicho grupo de personas. La historia nos cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya) y de su novia Rose (Allison Williams), quienes se van a pegar el viaje a conocer a los padres blancos de ella. El temor en Chris es inminente. “¿Ellos saben que soy…?” es una de las preguntas que el protagonista le hace a su novia en los primeros minutos de la película, una pregunta que puede resultar inofensiva pero que, al mismo tiempo, demuestra la situación (el temor) que muchas parejas interraciales deben vivir a diario.

Pero alejémonos de la crítica social que rodea a la película y que le da un peso aparte. Vamos a los detalles más técnicos. La historia es simple y precisa, sin tantas vueltas que dar te va presentando a los personajes y te comienza a dar pistas de lo que se podría venir en su clímax. El señor Jordan Peele, quien también es el guionista, sabe aprovechar cada momento para generar tensión de una forma impecable. También, para distraer al espectador, le mete a su guión un toque de humor negro que funciona bastante bien y que él sabe hacer muy bien dada su experiencia en el humor.

Las interpretaciones también son un punto alto, partiendo con el personaje interpretado por Daniel Kaluuya (Sicario) con quien, desde el primer minuto, se logra empatizar. La química entre la pareja que vemos en pantalla es impecable y, a medida que pasan los minutos, vamos queriendo que ambos estén bien. Allison Williams es quien da vida a la novia, un personaje querible desde un principio y que, en cierto momento, se roba todas las miradas.

Ahora, volviendo al tema de los Oscar y esta película. ¿Por qué es algo importante que esté nominada? Géneros como; Comedia, Horror e incluso Ciencia Ficción (generalmente son más nominadas a categorías secundarias) fueron bastante olvidados por años y dejados de lado. Get Out rompe un poco esta “maldición” (recordemos también que tenemos otra película de género por ahí con varias nominaciones y, además, una comedia romántica) y este film rompe esto. ¿Por qué? Por la razón de que, además de ser una gran película, le da la cuota al cine afroamericano que tanto piden.

¿Tiene posibilidades de ganar alguna de las categorías? Pocas, pero podría (y sería agradable) dar la sorpresa en un show que es bastante predecible pero que no gane no quita el mérito que tiene; ser una gran película que entretiene desde el primer momento y nos deja un mensaje claro de un tema que está en todos lados, desde USA hasta Chile.

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Sitio Predeterminado

Facebook

COLABORADORES