Pages Navigation Menu

[Hablemos de] Sebastian Badilla

MG_8794-660x350

Claramente cuando pensamos en nuestro querido Cine Chileno, uno de los nombres que más se nos viene a la cabeza es el de este muchacho: Sebastián Badilla. Lamentablemente cada vez que hablamos de este “Director” no nos referimos a lo que entrega a nuestra industria, más que nada, por lo que no entrega o incluso le quita. ¿Por qué el odio hacia este humilde hombre de clase media que solo quiere entregarnos un poco de cultura? Acá se lo explicaremos con detalles y revisaremos su extensa filmografía ya sea como actor, director, guionista, publicista, productor y/o animador de un programa de Televisión más auto referente que Deadpool.

Era el año 2010 y llegaba una de las películas que muchos esperábamos hace bastante tiempo. Dirigida por José Luis Guridi, la película de Mitos y Leyendas fue un fracaso total en taquilla y en la crítica. La idea de hacer una adaptación del juego de cartas Mitos y Leyendas no era mala pero la ejecución fue terrible, lo más importante fue que ahí, en este film, es en donde comienza la carrera de este talento que poco a poco nos deleitaría visualmente. Gordon era el personaje de Sebastián Badilla, un gordo, perdedor y nerd (como todos los jugadores de Myl) que estaba ahí como el personaje que supuestamente te debe hacer reír, y lo lograba a ratos.

seba-en-el-limpiapiscinas

Pero no fue hasta el año 2011, en otra película dirigida por José Luis Guridi en donde se vio el talento de Sebastián Badilla, interpretando a Gustavo Ortiz en el film con un nombre que refleja el trabajo que hay detrás de la producción, nos referimos a El Limpiapiscinas. El joven Ortiz es un gordo, perdedor y nerd pero esta vez ABC1 (hay que darle un cambio a la interpretación) que limpia piscinas para ayudar a sus padres en la crisis financiera que los esta afectando y pagarse la universidad para no terminar siendo cineasta. Bueno, la verdad de todas las películas en donde aparece Sebadilla mostrando sus dotes actorales dignos de unos cuantos Razzies, El Limpiapiscinas es la menos mala ya que si bien es un intento forzado por hacernos sentir empatía por el gordito aquel tiene unas cuantas escenas dignas de sonreír un poco. El reparto encabezado por el mismo Sebastián Badilla, le sigue un sin fin de actores de renombre que nos han dado excelentes papeles a lo largo de la historia audiovisual chilena, como son: Denise Rosenthal, quien interpreta nuevamente a La Feña de El blog de la feña. Pablo Zúñiga, un destacado actor y humorista nacional que es uno de los puntos más atractivos de la película y no precisamente por su rostro. Fernando Larraín, como olvidarnos de su papel de Tito Larraín en Casado con Hijos, Pituca sin lucas, El Babysitter y en todo proyecto en donde éste. Además de innumerables cameos de rostros que solo quieren una suma de dinero.

Fue con esta película en donde nuestro actor Sebastían Badilla comenzaría a hacerse medianamente conocido en el mundillo del Cyber Bullying, digo, Cine. Y tras el éxito de ésta, comenzó a hacer sus propias películas junto a su querido hermano Gonzalo Badilla, personaje que a nadie le importa.

Llegó el año 2013 con el éxito de El Babysitter, otra producción en la cual se nota el esfuerzo de poner un nombre atractivo para el público. En esta película no solo se deja claro que Los Hermanos Badilla (que según ellos son una especie de Hermanos Farrelly Chilenos) vienen para quedarse y arrasar con la taquilla, también se deja muy en claro que lo que este par quiere mostrar es absurdamente clasista, pero eso es solo un detalle. El Babysitter plantea algo parecido a su antecesora (en donde, ojo, Badilla participó en el guión) un chico perdedor y nerd, nuevamente ABC1 quiere conquistar a la chica de sus sueños quien es interpretada por la talentosa Javiera Acevedo, interpretándose muy bien a ella misma. Por otra parte, tenemos al personaje de Denise Rosenthal que está completamente enamorada del personaje de nuestro actorazo. Si chicos, no solo es comedia romántica también roza un poco la ciencia ficción.

Un dato muy interesante es que este film tiene algo que muy pocos hemos visto, es una especie de Cross Over de El Limpiapiscinas, ya que, los dos personajes interpretados por Badilla se apellidan Ortiz. ¿Será que, en verdad, Sebastián Badilla es un genio del cine y ésta planeando hacer su propio universo cinematográfico como si de Marvel se tratase? Tendremos que esperar. En El Babysitter, nuevamente tenemos una comedia hecha para las personas de clase alta con chistes tan malos como: Bailes de felicidad, levantamiento de ceja que debería dar gracia, publicidad graciosa que en verdad es publicidad y a un Martín Carcamo (otro excelente actor) sacándose los mocos.

“A mi no me gustaría ninguna película que no fuera protagonizada por mi. No por un tema de ego, si no por que siento que no hay ningún actor, hasta el momento, que yo conozca que sienta que va a dar el personaje que yo… que yo… escribo”. Como verán, los personajes que escribe son demasiado complejos y por este motivo solo él puede interpretarlos. Ni Luis Dubó, Daniel Antivilo, Luis Gnecco, Hector Noguera, Alfredo Castro ni nadie es capaz de interpretar un personaje con tanta naturalidad como Sebastian Badilla. Además de ser un muy buen actor, como dijimos antes utiliza un elenco de lujo en todas sus películas, en donde, podemos ver mucho rostro televisivos que intentan actuar. Luego de El Babysitter siguió otra película con un nombre digno de producción de Adam Sandler (otro grande por cierto), Mamá ya crecí, de la cual no tengo mucho que decir por que no quise dañar mis ojos.

url

Nuestra cara al ver cualquier película de Sebastián Badilla.

Otra de las declaraciones de este genio del séptimo arte fue que: “A Wes Craven (Nightmare on elm street, Scream) le gustaría hacer un cameo en Maldito Amor“… Dicha película es una especie de Horror Comedy al nivel de ninguna de las siguientes mencionadas: Zombieland, Shaun of the dead, Tucker and dale vs Evil, Cabin in the woods, Gremlins, etc. Maldito Amor sigue la misma trama de todas sus antecesoras, un gordo perdedor que necesita ayuda de una chica para poder conquistar a otra chica. Si Wes Craven hubiese hecho un cameo, aún así, la Horror Comedy de Sebastían Badilla no se hubiese salvado de las pésimas críticas y de la mala recaudación que obtuvo, si hasta incluso el gran cineasta chileno Nicolás Lopez (ya te tocará a ti) se burló de lo que para mi, es el peor director del Cine Chileno.

Oh, mención honrosa al pésimo cover que se le hizo a la canción Maldito Amor de las chicas de Supernova que hasta a ellas les pareció un bodrio, siendo que tampoco son un gran talento.


 

Ahora. ¿Por qué Sebastián Badilla es tan odiado por la gente que sabe un poco de Cine? Acá tiene 4 razones…

-Formula repetitiva: Chistes repetidos, bailes estúpidos y ver a Badilla levantando la ceja en casi todas sus películas. No es divertido. Mucho menos si lo que estás viendo es igual a la que viste hace un tiempo, por que, en tres de cuatro películas (Menos en Mamá ya crecí, que quizás también ocurra pero no tuve el placer de ver tal obra de arte) las películas se basan en esto: “Gordo perdedor que quiere conseguir una chica de sus sueños y necesita ayuda de otra chica (Pablo Zúñiga se cuenta como chica). Con chistes tan mal realizados y llevados a la pantalla que, generalmente, se basan en publicidad… Como por ejemplo: “El personaje de Badilla, ve a Javiera Acevedo y vota una marca de galletas al suelo, estás caen mostrando la marca”. Eso nos lleva al otro punto.

-Product Placement: ¿Por qué dije que Sebastián Badilla era un gran publicista? Si notan, tanto como el ejemplo anterior como la escena cuando Emilio Ortiz va por la Feña en la película El Babysitter, aparece esa típica escena de comedia romántica en donde el protagonista corre por su amor. ¿El problema? Es que en cada toma se ve un gran letrero con diferentes marcas. Si usted va a ver una película que ésta llena de Publicidad y de marcas, estará presenciando más que una película, un comercial.

Claro ejemplo de el exceso de publicidad en sus películas:

imgresimgres-1imgres-3images

Y faltan las de Toddy, Movistar, Telepizza, Nivea, Fanta, Sprite, etc.

Si, no faltará el que dirá. “Pero todas las películas tienen publicidad”, pero demos un ejemplo de un buen Product Placement y uno muy malo. El buen ejemplo es, El Club de la Pelea con la marca de café que todos aman. La muestran en cada escena y no solo es para que David Fincher recibiese dinero  fácil si no que, es utilizada para demostrar algo que tiene que ver con la sociedad de hoy en día. Mientras que en películas como las de Sebastián Badilla, solo están ahí para generar ganancia al director que solo quiere dinero. Otro claro ejemplo de un pésimo PP, es Guerra Mundial Z y la clásica escena de Brad Pitt bebiendo una gaseosa de cierta marca, en una maquina de gaseosas de esa marca y con el suelo lleno de gaseosas con esa marca. ¿Alguna explicación? Si, dinero. Ahora que sabe la diferencia, no se deje engañar.

Pido disculpas por poner el nombre de ese gran director al lado del bodrio de Badilla.

-¿Y los buenos actores?: Otro de los temas del cual se habla mucho es la falta de actores en las películas de Los hermanos Badilla. Lo siento, se me olvida que son dos es que Gonzalo tiene tan poca relevancia en todo que a nadie le importa. El punto es, habiendo tanto actor excelente en nuestro país, Sebastián Badilla prefiere poner a personas como Trinidad de la Noi y su cero expresión facial, carisma y talento actoral, o rostros como Diana Bolocco y su pareja que tienen una de las peores secuencias que he visto dentro del Cine Chileno. Claro, luego nos acordamos de que los personajes de Badilla son demasiado complejos como para actores que estudian años y años, y por esta razón es mejor colocar simples rostros televisivos. Punto para él.

-Su Ego: Puede que la gente se enfade pero, he conocido unos cuantos directores de Cine y todos, TODOS, tienen su ego. Les encanta hablar de ellos y de sus proyectos, de sus cosas. No tengo nada en contra de las personas con un ego moderado, mientras que les sobre el talento para alardear de éste. El caso de Sebastián Badilla es diferente, el claramente carece de talento, de ideas y de tino para decir las cosas. Una de las razones por la cual la gente lo detesta es por dichos que no tienen nada que ver con lo que el se supone que hace. Cine. Conty Ganem, Willy Sabor, La Chabe y otras personas que, en realidad no importan, fueron atacadas por parte de este hombre. Debo defender a Sebastián Badilla, es parte de su humor tan irreverente y mal copiado de las películas más malas de Adam Sandler

Ahora. ¿Entiende el por qué del odio hacia Sebastián Badilla? Espero con todo corazón que el hombre aprenda de sus errores esté donde esté, que estudie Cine y se eduque lo más posible ya que seguramente carece de ciertos aspectos intelectuales que lo hacen pensar que es un gran Cineasta, o simplemente,  tiene un gran ego que no puede controlar. De todas formas te queremos Badilla.