SINOPSIS: Scott Pilgrim (Michael Cera) es un joven que conoce a la mujer de sus sueños, Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead). Pero para conquistar su corazón, deberá primero luchar y vencer a sus siete malvadas ex-parejas, misión harto complicada, pues tienen poderes especiales.

TÍTULO ORIGINAL: Scott Pilgrim vs. the World
AÑO: 2010
DURACIÓN: 112 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Edgar Wright
GUIÓN: Edgar Wright, Michael Bacall (Novela gráfica: Bryan Lee O’Malley)
REPARTO: Michael Cera, Mary Elizabeth Winstead, Ellen Wong, Alison Pill,
Mark Webber, Johnny Simmons, Kieran Culkin, Jason Schwartzman

Y nunca llegó a nuestras pantallas grandes. “Scott Pilgrim vs. The World” se perdió en la nebulosa casi al igual que en Estados Unidos, donde no alcanzó a recuperar por lejos su propio presupuesto, con una cálida y positiva crítica popular y de los medios, pero sin transmitirse al número de espectadores.

Tenemos un reparto joven, pero estelar –si somos jóvenes, claro está –con interesantes actores como su protagonista Michael Cera (“Juno”, “Superbad”, “Año uno”), Alison Pill (“Milk”, “Dan in real life”), Chris Evans (“Push”, “4 Fantásticos” y el próximo “Capitán América”) y Jason Schwartzman (“María Antonieta”, “The Darjeeling Limited”), entre muchos otros.

Su director, Edward Wright, nos ha deleitado con dos buenísimas comedias-gore: “Hot fuzz” y “Shaun of the dead” –recomendadas ambas –y posee la frescura y juventud –está en sus “mid 30” –necesarias para entrar en el vertiginoso mundo de Scott Pilgrim, un personaje creado para la serie de cómics creados por Bryan Lee O’Malley publicados desde mediados de la década recién pasada.

El ambiente que rodea la historia cuenta con elementos muy marcados: aquella mezcla de comíc y videojuego, música con raíces indie y cultura pop. El argumento de esta historia se resume en algo “simple” y conocido: un viaje lleno de obstáculos de un joven para poder estar con la chica de sus sueños. Pero sólo se lee simple, porque entramos rápidamente a una vorágine de sucesos que hacen parecer esta película de casi dos horas en una aventura corta pero llena de entretención, destellos, humor y amor.

Ayuda de sobremanera una de las mejores bandas sonoras originales compuesta por Nigel Godrich e interpretada en gran parte por los mismos actores. El guión posee un excelente uso del fast-forward que refuerza el tema comic y una elaboración de personajes correctísima. Los gags cómicos están a la orden del día y alivianan la fuerte carga de acción que tiene el filme.

Las actuaciones son mucho más que aceptables, destacando el excelente Michael Cera, una demostrativa Alison Pill sin necesidad de muchos diálogos, un comiquísimo Kieran Culkin –sí, hermano de Macaulay –, un carismático Jason Schwartzman y Mary Elizabeth Winstead, que ofrece una correctísima actuación en un papel que requiere reserva, lejanía y aquella mirada que interpreta sin necesidad de mover los labios.

El aspecto visual está muy bien trabajado, con una secuencia desde antes de los créditos iniciales hasta el final de éstos que nos avisa desde un comienzo de lo que nos espera. Los efectos visuales deslumbran y se agradecen por su altísima calidad, el casting perfecto con un Michael Cera que es el mismísimo Scott Pilgrim, un guión adaptado con inteligencia, una banda sonora cautivadora y un cóctel de referencias geek que deleitarán a muchos, aunque, como dije en un comienzo, no sea del gusto de la mayoría.

6 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES