SINOPSIS: Un tren gigante sin tripulación conocido como “La Bestia” y lleno de desechos tóxicos corre a toda velocidad, destruyendo todo lo que se le acerca. Un ingeniero experimentado (Washington) y un joven conductor (Pine) diseñan un riesgoso plan para pararlo y evitar el desastre que provocará al llegar a la ciudad.

TITULO: Original: Unstoppable.
DURACION: 98 minutos
GENERO: Acción / Suspenso
PAIS: EEUU
DIRECTOR: Tony Scott.
REPARTO: Denzel Washington,
Chris Pine, Rosario Dawson
CALIFICACION: Todo Espectador

“Imparable” es una película de acción sin balas ni sangre, pero con muchas explosiones y secuencias tensas que la hacen familiar de cintas como “Máxima velocidad” o la cercana “Asalto al tren 123”, la cual también estaba protagonizada por Denzel Washington (“Filadelfia”, “Día de entrenamiento”).

Su director Tony Scott ya ha trabajado con Washington en “Hombre en llamas” y la citada “Asalto al tren 123”, así que ya hay cercanía y esto se nota desde el comienzo, con un papel hecho a medida del actor.

Si bien es una película sobre una inminente catástrofe en las vías, su gran diferencia radica en que esta historia es gestada por un estúpido error humano al borde de lo increíble en vez de un desquiciado asesino.

Esta vez Washington pasa de administrativo de metro –en “123” –a chofer de trenes, lo que es similar, pero al aire libre. Aunque pronto nos daremos cuenta que de libre no tiene mucho. La tensión y la adrenalina están presentes en todo el metraje, con dignas escenas de acción, explosivas y devastadoras.

Algo valioso que logra el director es darle importancia a “La Bestia”, el tren sin conductor que acecha con crear un caos de proporciones devastadoras. Podemos ver a esta máquina como un personaje más, como el antagonista que requiere el guión, amenazando constantemente con destruir todo lo que se interponga en su camino.

La dupla de “héroes” de turno Pine-Washington cumple con una complementación más que correcta, con diálogos un poco gastados, pero que poseen carisma y logran empatizar con el espectador en sus distintas situaciones.

Ah sí, también actúa Rosario Dawson

El drama está presente también, con ambos personajes poseedores de un pasado y presente lejos de la perfección, pero que han sabido dar la cara a la adversidad. Lo demás es conocido, inclusive el desenlace, sobretodo si leen al comienzo el aviso de “inspirado en hechos reales”.

“Imparable” es una película rápida, vertiginosa, con elementos justos para convertirse en un thriller de acción que nos tiene durante gran parte de su desarrollo al borde viendo cómo una máquina de metal cobra vida de la manera más aterradora posible –para un tren obviamente –y con una excelente fotografía y edición, a la par de aquel gusto a película pseudo-clásica con dobles de acción y sin abuso de la computación en sus escenas más espectaculares, algo que de todas maneras se agradece, porque la secuencias son de altísima calidad.

Una cinta sin rellenos, con duración perfecta, actuaciones precisas, un antagonista literalmente sin corazón, con quizás el único pero tan gringo que es aquella necesidad tan propia –y refrita –del estadounidense de demostrar que levantan una piedra y salen mil héroes.

Pero si aquello no les molesta, “Imparable” será un cóctel de diversión con acción a la vena que cumple con entretener por sobre el promedio, y al menos no se desinfla tan desastrosamente como “Pelham 123”, acercándose más –sin alcanzarla eso sí –a la otra película de la dupla Scott-Washington donde actuaba hasta Marc Anthony.

5 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES