SINOPSIS: Un hombre de negocios coreano es secuestrado y confinado durante años en una celda con una televisión. Y, sin embargo, ignora por qué –macabra –razón está allí. Es la segunda parte de la “trilogía de la venganza” de Chan-wook Park.

TÍTULO ORIGINAL: Oldeuboi – Oldboy
AÑO: 2003
DURACIÓN: 120 min.
PAÍS: Corea Del Sur
DIRECTOR: Chan-wook Park
GUIÓN: Chan-wook Park, Jo-yoon Hwang,
Joon-hyung Im (Cómic: Nobuaki Minegishi)
MÚSICA: Cho Young-wuk
FOTOGRAFÍA: Chung Chung-hoon
REPARTO: Min-sik Choi, Ji-tae Yu, Hye-jeong Kang,
Dae-han Ji, Dal-su Oh, Byeong-ok Kim
GÉNERO: Suspenso | Drama | Acción

Pero por supuesto, otra recomendada en el #SugieroElDvd revisada y comentada para ustedes. A ver qué tanta gracia tienen estos chinos. Esta vez es el turno de “Oldboy”, una cinta cruda y frenética, con la venganza a cuestas.

Pertenece a “la trilogía de la venganza” como se menciona en la sinopsis, al medio de “Sympathy For Mr. Vengeance” (2002) y “Sympathy For Lady Vengeance” (2005), y a mi parecer, es la mejor lograda de las tres, uniendo las bases de las otras en un solo personaje.

“Oldboy” pertenece a aquellas películas que no transan con  convencionalismos. No teme cruzar el umbral entre géneros, mezclándolos y llevándolos al extremo: drama, horror, suspenso, acción, todo perfectamente acomodado dentro de una trama que siempre mantiene interesado.

Un desarrollo intenso que posee una fuerza in crescendo que parece explotar en cualquier momento, recurso inteligentemente explotado por su director al convertirnos en partícipes y cómplices de esta brutal historia, con aquel temor/morbo de querer/no querer saber lo que pasa después.

Estamos en presencia de una película calculada, difícil de tragar por momentos, desquiciada, y retorcida, todo aquello movido por aquel sentimiento tan fuerte como es la venganza. Una verdadera exposición que llega a ser un cóctel de emociones gracias a sus personajes, seres movidos por aquellos más básicos sentimientos.

Los actores de “Oldboy” representan a la perfección sus papeles, destacando con brillantez Min-sik Choi“I saw the devil” (2010) –en el papel protagónico, mojado del cúmulo de estímulos que va recibiendo en el desarrollo de la película.

Con un duro desenlace, esta película ofrece en su todo una mirada fuerte y directa –y claro, llevada más allá de los límites –al actuar humano frente a las verdades que va conociendo, todo lúgubre y sórdido, golpe tras golpe al estómago.

“Oldboy” vomita su verdad, y se agradece la crudeza sin miramientos que posee Chan-wook Park –“Thirst” (2009), aparte de las mencionadas al comienzo –en una historia que parece reventarse como un martillazo seco en nuestra cabeza.

[youtube]lHhRgBcVYeQ[/youtube]

6 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

  • Esta pelicula es de las que te sorprende de principio a fin, con una cantidad de reveces, es totalmente recomendada para cualquier que quiera pasar 1 hora y media pegado a la television.

  • hace tiempo que quiero conseguirme la trilogía “legal” para poder verlas de corrida, solo vi esta y ya solo tengo una ensalada de imágenes

    comentario aparte, tengo una amiga surcoreana que se molestaría ene si la llaman china, hay que reconocer que el origen de esta película es surcoreana

Facebook

COLABORADORES