SINOPSIS: Un caballero del siglo XIV (Nicolas Cage) se convierte en el protector de una niña acusada de ser una bruja culpable de una peste negra que asola la localidad. Ayudada por algunos amigos, llevará a la niña a una abadía de monjes especialistas en exorcismos que intentarán ayudar a la niña a liberar los malos espíritus.

TITULO ORIGINAL: Season of the witch
AÑO: 2011
DURACIÓN: 95 minutos
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Dominic Sena
GUIÓN: Bragi Schut
MÚSICA: Atli Örvarsson
REPARTO: Nicolas Cage, Ron Perlman, Claire Foy
GÉNERO: Acción, Aventura

Nicolas Cage, para mi gusto, fue uno de los mejores actores y héroes de acción en la década de los noventa, llegando a su peak en películas como Leaving Las Vegas o en esa obra maestra del cine llamada ContraCara. Incluso se ganó mi corazón como una quinceañera al ver a su galán, en el  filme Hombre de Familia.

Pero toda la locura e histeria causada por la llegada del nuevo milenio, causaron en nuestro querido Nicolas un quiebre en su manejo al elegir papeles para sus venideros filmes. Rescatando solo un par de películas desde entonces, Cacería de Brujas no es la excepción.

Cacería de Brujas es el nuevo filme de Dominic Sena (60 Segundos, Swordfish), y es básicamente la travesía del caballero Behmen (Cage) junto a su leal compañero Felson (Ron Perlman) quienes deben dejar a un niña acusada de brujería (Claire Foy) a una lejana abadía.

Pero extraños sucesos comienzan a ocurrir en el trayecto, todos involucrando misteriosamente a la niña en cuestión. ¿Acaso la niña tiene una conexión con el demonio o solo es otra víctima de la inquisición?

El filme presenta una cuidadosa fotografía, muy en onda a lo El Señor de los Anillos, la música también muy cargada a lo épico, con los clásicos coros que ambientan este tipo de películas. Los efectos de maquillajes son notables, realizando un perfecto trabajo al retratar lo que fue la terrible peste negra, ojo con un transformado Christopher Lee.

La película no entrega nada nuevo al espectador, a ratos llega a ser bastante aburrida, pero nunca pierde el hilo conductor. Nicolas Cage sabe enganchar al espectador a pesar del pobre guion que tiene el filme.

Claramente esta película es un nuevo bache en la carrera de Cage y espero que vuelva una vez más a ser el gran actor que fue hace bastante tiempo atrás. Cacería de Brujas no es una película para odiar, sino más bien para olvidar.

 

3 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES