SINOPSIS: Dos agentes del FBI (Jonathan Groff y Holt McCallany) revolucionan las técnicas de investigación para encontrar las respuestas a cómo atrapar a asesinos en serie y mentes psicópatas. Adaptación del libro “Mind Hunter: Inside FBI’s Elite Serial Crime Unit”, escrito por Mark Olshaker y John E. Douglas.

El año 2017 tuvimos la primera temporada de la serie original de Netflix: Mindhunter, la que nos habla de los primeros acercamientos del FBI a la idea de los asesinos en serie y el estudio de sus mentes y formas de pensar para la creación de perfiles. Habrá spoilers de la primera temporada, pero no de esta.

Este 16 de agosto la serie volvió para su segunda temporada, el famoso director David Fincher regresó para dirigir los primeros tres capítulos. En esta temporada retomamos justo después de la anterior, con Ford sufriendo un ataque de pánico después de que Kemper lo abrazara. Al mismo tiempo, el éxito de su unidad de Estudio del Comportamiento comienza a ganarse un lugar dentro del FBI y un nuevo director los querrá más en el foco de atención que antes.

El equipo formado por Ford, Tench y Carr vuelve en acción a pesar de los problemas luego de la filtración de una cinta. Sin embargo, gracias al nuevo director, Gunn, deben alejarse de su propósito inicial académico para centrarse en algunos casos que permanecen activos para verificar el propósito de sus estudios y aplicarlos, como el del asesino BTK.

Es cierto que los primeros capítulos son un poco confusos porque hay mucho sucediendo: siguen las entrevistas, vemos (al igual que en la temporada 1) a un asesino en serie todavía en activo (que debe ser Dennis Rader, o BTK) más los problemas dentro del equipo o personales. Sin embargo, cuando Holden se entera de que una decena de niños negros han aparecido muertos en Atlanta hace lo que puede para involucrarse en el caso, siempre seguro de que se trata de un asesino en serie. Al final, es el caso del asesino de Atlanta el que comienza a tomar tiempo en los capítulos para terminar siendo el central de esta temporada.

La decisión de que en esta temporada aparecería el famoso Charles Manson fue noticia antes del estreno de esta. Es cierto que hay una gran escena con él presente y nos muestran algunos de los hechos principales, sin embargo, está lejos de ser el foco de la temporada. También podemos ver a El hijo de SamDavid Berkowitz, quien aseguraba una posesión demoniaca detrás de sus actos y el curioso caso del Estrangulador de medias o William Hance que enviaba cartas asegurando ser un grupo formado por hombres blancos.

Uno de los aspectos más interesantes de esta serie está en que, a pesar de tratarse de asesinos seriales, no contiene muchas escenas violentas o macabras. Toda la crueldad es relatada, ya sea cuando hablan del caso y dan detalles, por las víctimas (como lo hizo Kevin Bright, cuya descripción del ataque de BTK resulta terrible y desgarradora) o por los mismos asesinos en las increíbles escenas de interrogatorios que ya conocimos en la primera temporada. Ese manejo de la tensión y, al mismo tiempo, el horror de lo que sucede es transmitido con cuidado e inteligencia, sin saturarnos con escenas fuertes ni imágenes violentas.

Para terminar, Mindhunter S2 nos trae de vuelta una de las series sobre asesinos seriales mejores que hemos tenido en el último tiempo, ya que no se centra en mostrarnos lo que hicieron estos hombres, sino que intentar ponerse en sus cabezas y modus operandi de cada uno. 

Directores: David Fincher, Andrew Dominik y Carl Franklin.
Elenco: Jonathan Groff, Holt McCallany, Albert Jones, Stacey Roca, Zachary Scott Ross, Joe Tuttle, Anna Torv, Dohn Norwood.
Año: 2019.
País: USA.
Temporadas: 2
Capítulos en esta temporada: 9
Capítulos en total: 19
Duración por capítulo: 50 min. – 1 hr. 15 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES