SINOPSIS: Emily, una estadounidense de veintitantos años del Medio Oeste, se muda a París para una oportunidad de trabajo inesperada, encargada de llevar el punto de vista estadounidense a una venerable empresa de marketing francesa. Las culturas chocan mientras se adapta a los desafíos de la vida en una ciudad extranjera, al tiempo que hace malabarismos con su carrera, sus nuevas amistades y su vida amorosa.

En octubre llegó a la plataforma de Netflix la serie Emily in Paris protagonizada y producida por Lily Collins. La historia va sobre Emily, una especialista en marketing y redes sociales, que debe ir a Paris por un año a trabajar. Lejos de casa y sin dominar el idioma las cosas no serán tan sencillas como nuestra protagonista esperaba.

La verdad es que la serie es corta pues solo son diez capítulos de menos de media hora cada uno. Así que es una de esas series que se ve entera antes de que nos demos cuenta. Si bien al principio no estaba decidida a verla, lo cierto es que las situaciones absurdas y el drama ligero hace que se vuelva adictiva.

Emily es una joven positiva y sociable, acostumbrada a trabajar duro y seguir las reglas del juego. Es por esto que el choque cultural la golpea tan duro, la joven pasará por varios problemas debido a las diferencias culturales con los franceses y las distintas formas de ver el mundo. Sin embargo, su alegría y actitud positiva la llevarán a salir adelante a pesar de todo. Lo cierto es que el personaje de Emily resulta mayormente adorable, pues de verdad quiere que las cosas salgan bien, no solo para ella sino que para las demás personas con las que trabaja.

Como no podía faltar la serie tiene su hilo relacionado con el romance, porque nada es fácil en la vida de Emily. Así que cuando poco a poco la joven se va soltando en Paris distintos hombres entran a su vida, algunos para apariciones ocasionales y otros que parecen decididos a quedarse en su vida. Quizá la parte que resultó menos interesante tiene que ver con los romances o con el romance que esperamos durante toda la serie que ocurra, pues los encuentros esporádicos de Emily llegan a sacar hasta carcajadas.

La serie es todo lo que se imaginan que será desde el primer minuto, nada los va a tomar por sorpresa y es completamente poco realista tanto en la ropa, en los personajes y las situaciones. Sin embargo, nadie entraría a ver Emily in Paris creyendo que será una serie realista ni profunda. Todo lo cliché que podría suceder, lo que hemos visto en cientos de otras series, sucede aquí. No hay ninguna sorpresa, ni para bien ni para mal, de forma que la serie se siente como un paseo agradable que no nos lleva a ningún extremo emocional.

Finalmente, Emily in Paris es una serie ligera para pasar el rato que no podrán dejar de ver. No tiene una historia complicada ni sorpresiva, tampoco se apega a la realidad, pero nunca promete ser algo más que mucha moda y paisajes hermosos de París.

Plataforma: Netflix
Año: 2020.
País: Estados Unidos.
Directora: Darren Star, Andrew Fleming
Temporadas: 1
Capítulos en esta temporada: 10
Duración por capítulo: ~26 min.
Elenco: Lily Collins, Samuel Arnold, Lucas Bravo, Philippine Leroy-Beaulieu, Ashley Park, Camille Razat, Kate Walsh, William Abadie, Jean-Christophe Bouvet, Elizabeth Tan

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES