SINOPSIS: La vida amorosa de Lara Jean se descontrola cuando las cartas secretas que ha escrito a sus enamorados llegan misteriosamente a manos de sus destinatarios.

A todos los chicos de los que me enamoré es una de las sagas juveniles contemporáneas más exitosas que hay por el momento, así que no es de extrañar que Netflix decidiera hacer una adaptación de ella (en especial considerando lo bien recibida que han sido varias de estas como Yo soy Simón o Bajo la misma estrella). Es por esto que ya pueden encontrar en la plataforma la adaptación del libro. Sin embargo, la principal diferencia con esas cintas está en el tono más relajado que tiene ya que no trata temas complejos como el cáncer o la lucha por contarles a los demás sobre su sexualidad, sino que tiene una historia tierna de los problemas por los que pasa una chica adolescente.

Como ya deben saber Lara Jean cada vez que está enamorada de un chico escribe una carta como única forma para canalizar el sentimiento, sin embargo, estas cartas nunca fueron hechas para ser enviadas. Por desgracia, sin que ella sepa quién o cómo las cartas están en manos de sus destinatarios. Entre ellos Josh, el novio de su hermana mayor y actual crush, y Peter, el chico más popular de la escuela. Ahora, Lara Jean debe lidiar con el caos que sus cartas armaron y sus propios sentimientos.

Primero quiero decir que la película es una gran adaptación del libro, conserva esa ternura e inocencia que saca sonrisas. Algo muy lindo es que mantienen esa relación familiar y de hermanas tan dulce y que enamora del libro. Cambian algunas escenas, lógicamente, como el hecho que desde el inicio sabemos quién mandó las cartas o el final, ya que en el libro queda abierto. Por otro lado, la fotografía es preciosa con colores llamativos y brillantes y cuenta con una buena banda sonora que sacará todo su lado adolescente.

Todos los personajes son queribles a su propia manera. Tengo que confesar que soy una fan de Lara Jean, me parece una de las mejores protagonistas de novelas juvenil y la actriz, Lana Condor, es perfecta interpretándola. Con Peter K. me sucede algo similar, quizá no es físicamente como lo imaginaba, pero logró ganarse mi corazón. La química entre ambos es adorable, verlos juntos no solo saca sonrisas sino que también es divertido. Mi otro personaje favorito fue Kitty, la hermana menor de las Covey. Es una chica de once años bastante madura que los hará reír con sus ocurrencias.

Como dato curioso y lamentable, en Netflix fueron los únicos que aceptaron mantener a la protagonista coreana-americana. La autora reveló que todas las productoras interesadas querían whitewash a Lara Jean (hacerla blanca).

Para terminar, A todos los chicos de los que me enamoré es una película tierna que saca sonrisas y una muy buena adaptación del libro. Ya está en la plataforma de Netflix así que no se la pueden perder.

Aquí tienen el trailer:

Director: Susan Johnson.
Elenco: Israel Broussard, Noah Centineo, Lana Condor, John Corbett, Emilija Baranac, Janel Parrish, Andrew Bachelor, Anna Cathcart.
Año: 2018.
Duración: 1 hr. 39 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES