Pages Navigation Menu

[Review de libros] Las naves de la magia, de Robin Hobb

SINOPSIS: Lo único que Althea Vestrit quiere es vivir a bordo de su nave mágica: Vivacia. ¿Podrá vencer todos los obstáculos que los mares le deparan en el emocionante comienzo de la trilogía Las Leyes del Mar?
En una lejana costa al sur de los Seis Ducados se encuentra el Mitonar, un centro de comercio exótico y hogar de una nobleza mercante famosa por sus barcos vivientes. Construidos con troncojuro, una madera mágica y una de las mercancías más preciadas del mundo. Se trata de barcos que maduran hasta alcanzar un estado de autoconciencia y generan lazos afectivos con sus dueños. Vivacia es una de estas naves, que pertenece a los Vestrit, una de las más antiguas familias del Mitonar. Para Althea Vestrit, el barco es su legítima herencia que le ha sido negada. Pero para Wintrow, su sobrino, es una condena perpetua, pues ha sido obligado a interrumpir sus estudios religiosos para servir a bordo. Althea hará todo lo posible por recuperar su barco, amenazada por la presencia de un extraño que tratará de hacerse con el poder de todos los habitantes de las Islas Piratas.

314_9786073131834.jpg

Hay pocos libros que logran una profundidad en su historia que logra absorberte, esos tipos de historia han creado un mundo tan diferente del propio que lo anhelas y buscas en lo cotidiano, sin llegar a encontrarlo, solo para querer sumergirte de nuevo en sus páginas y volver a él.

Las naves de la magia es solo el comienzo de esta trilogía, que parece durar una vida por sí mismo; los detalles del mundo y de las personas (y no personas) que lo componen son tan intrincados y categóricos que no hay forma en que imagines algo muy diferente de lo que imagina otro lector, las descripciones de las formas y los sentimientos logran llevarte a las mismas situaciones que viven los personajes haciendo que sufras sus penas y dolores y disfrutes de sus alegrías.

Ya muchos han elevado a Robin Hobb a un sitial dentro de los autores de fantasía, Las leyes del mar –nombre dado a esta trilogía– forma parte de El Reino de los Vetulus, mismo del que forma parte su primera trilogía publicada con este pseudónimo, la Trilogía del Vatídico (o mejor conocida como trilogía del asesino), la que ya obtuvo un gran éxito en nuestro país.

La temática, algo novedoso dentro de la fantasía, tiene como punto central el mar y los barcos que navegan por él, agregando componentes mágicos, por supuesto, dentro de una historia que tiene varias aristas y que logra meternos en una problemática de la que es difícil visualizar una salida. La historia tiene tantos puntos de vista y tantos ángulos que encanta por su complejidad dentro de la simpleza de la narración.

No hace falta más que esperar que publiquen la siguiente entrega, Las naves de la locura, para continuar con este viaje y volver a sumergirnos en sus aguas.

 

Autor: Robin Hobb
Editorial: Plaza & Janés
N° de páginas: 752
ISBN13: 9789506443474
Idioma: Español