SINOPSIS: Meg Murry, su hermano pequeño Charles Wallace, y su madre se reúnen en la cocina para tomar un bocado de medianoche cuando de repente son sorprendidos por la llegada de una insólita visitante. A partir de ese momento, Meg, Charles y su nuevo amigo Calvin se embarcan en un peligroso viaje a través del espacio y el tiempo para encontrar a su padre. Los jóvenes tendrán que confiar en sí mismos para vencer las terribles fuerzas del mal que intentan apoderarse del universo si es que quieren rescatar a su padre y regresar con vida a su querido hogar. 

Es probable que el libro no les suene como a mí, pero es uno bastante popular y querido en Estados Unidos. De hecho, el libro fue publicado por primera vez el año 1962 y existen varias generaciones que crecieron con él, de ahí que Disney decidiera arriesgarse en hacer una megaproducción de esta historia (al parecer la más cara que han hecho) y que no es la primera adaptación, sino que la segunda.

Como su nombre puede dar a entender tiene que ver con el tiempo y el espacio, en particular, se trata el tema de viajar a través de ambos de forma instantánea usando la quinta dimensión: un teseracto. Los padres de Meg y Charles son científicos, en particular, el padre está enfocado en este tipo de estudios. Por este motivo, se fue años atrás en una misión secreta y desde entonces no tienen noticias de él. Esta es la idea detrás de la historia, viajes por el espacio a otros planetas. Algunos de estos que han sido tomados por la oscuridad, es por esto que Meg, Charles Wallace y Calvin, un chico que llega por casualidad a sus vidas, deben buscar al señor Murry y ayudar a detener el mal.

Meg es una chica muy inteligente, pero que no logra encajar dentro de los estándares que se esperarían de ella en una escuela. Suele ser regañada, no hace las tareas, no presta atención en clases y no tiene amigos, por el contrario, sufre de bullying por parte de sus compañerxs, tanto por la desaparición de su padre -todxs creen que se fue con otra mujer- como por su hermano Charles Wallace. Este es el menor de los hijxs, con tan solo cinco años, muchxs creen que no sabe hablar y sufre de algún problema, pero, por el contrario, es un niño sumamente inteligente y capaz de ver cosas que los demás no. Sin embargo, solo su familia sabe como es ya que él mismo lo decidió así. Aquí entro un poco en conflicto, sí creo que Meg es una buena representación de una niña de su edad, por desgracia si la conociera no me llevaría bien con ella.

De esta forma con la ayuda de la señora Cuál, Qué y Cuándo se embarcan en un viaje para salvar a su padre y vencer a la oscuridad. Sin embargo, es un viaje en el que no tienen todo claro, estas misteriosas mujeres los llevan casi sin explicación y Meg debe lidiar con la continua incertidumbre de lo que la rodea y la ansiedad por recuperar a su amado padre.

Hay que admitir que el libro es algo extraño dentro de los estándares que suele leerse para niñxs. No es normal encontrar un libro con términos físicos o citas de personajes famosos en sus idiomas originales. Hay un aire oscuro a lo largo de él y una impredecibilidad. Las reglas no están claras y al leer no tenemos seguridad de lo que sucede por lo que no podemos adivinar lo que va a pasar salvo con contadas ocaciones.

Para toda la fama que tiene me esperaba más, algo más oscuro y de alguna forma un mayor reflejo de la sociedad, crítica o por el estilo. Pensé que sería un libro infantil de esos que se quedan contigo, pero no fue así del todo, algo me faltó. Aparece el miedo de la autora al comunismo, a las sociedades en que todos son iguales. Un cierto desprecio por la educación formal y su forma de evaluar (para el colegio Meg es una chica torpe, mientras que sus padres saben, pues le han hecho varias pruebas, que es brillante) y, curiosamente, un matiz religioso que puede chocar un poco con los temas de física. Aún así no me dejó la sensación que esperaba.

Para terminar, Una arruga en el tiempo es una historia difícil de clasificar, una mezcla de fantasía y ciencia ficción que involucra términos físicos con un enfoque infantil. No es la clásica historia que se lee en los colegios, ya que no es predecible, sí tiene un claro mensaje sobre el amor y la inteligencia, pero aun así se sale de lo normal. Les sugiero que le den una oportunidad.

Autor: Madeleine L’Engle
Editorial: Océano Gran Travesía
N° de páginas: 232
ISBN13: 9788494631580
Idioma: Español
Precio: $13.850

Aquí tienen el trailer de su nueva adaptación:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=4PbzDrln4W8&t=1s[/youtube]

Madeliene L’Engle (New York, 1918; Connecticut, 2007).- Ha sido una de las escritoras juveniles más originales y refrescantes del panorama literario norteamericano. Pero su obra literaria va más allá de las fábulas para niños, incluyendo poesía, obras de teatro, libros de meditación religiosa, y autobiográficos. Sus obras, elementos de ciencia ficción mezclados con una espiritualidad heterodoxa, se enmarcan dentro de una lucha cósmica entre conceptos antitéticos como la luz y la oscuridad, el amor y la indiferencia.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES