SINOPSIS: Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. 

Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova. De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos. 

El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. El chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.

Ediciones B trajo a Chile la primera parte de The Reckoners del aclamado autor Brandon Sanderson. Una novela de fantasía que habla de lo que pasaría si por algún motivo (en este caso el Calamity) ciertas personas adquirieran poderes. Contrario a lo esperado, Sanderson habla de un mundo en el que este tipo de personas no se dedicaría a hacer el bien, sino que por el contrario comenzaría a ir adueñándose de las ciudades y controlando a todos aquellos que no tienen poderes.

Sanderson nos tiene acostumbrados a que sus mundos sean pulcramente creados y, aunque no es el mejor libro de él, este caso no es la excepción. Los poderes de los épicos tienen cierta lógica y pueden ir siendo clasificados, además, no son criaturas del todo invencible como puede parecer en un comienzo sino que cada uno tiene su propia debilidad por más específica que sea.

La historia transcurre en Newcago (ExChicago), en la que el protagonista es David quien años atrás vio a su padre morir en manos de uno de los más grandes épicos, Steelheart. Sin embargo, ese fatídico día también descubrió algo importante. Steelheart podía sangrar. Desde entonces se volvió un obsesivo de los épicos dedicado a estudiarlos, aprender sus poderes y debilidades, todo con el fin de algún día ser capaz de cobrar venganza contra él. Es por esto que se une a los Reckoners, un grupo de humanos que lucha contra la tiranía de los épicos y poco a poco van dando varios golpes contra ellos.

David es un personaje interesante, es un nerd de los épicos y pésimo haciendo metáforas. Es fácil encariñarse con él y logra sacar carcajadas. El resto de los Reckoners también es interesante, está el Prof que guarda varios secretos y es el líder de este grupo. Megan, una chica hermosa pero ruda de la que David queda enganchado en el primer momento, quien era el miembro más reciente antes de él. También están Cody, Abraham, Tia y Sam, cada uno con sus habilidades y personalidades particulares.

Otro punto interesante es todo el misterio detrás del origen de los poderes y ciertas preguntas que surgen, ¿cómo se escogió a las personas que se volvieron épicos? ¿Cómo funcionan los poderes? ¿Qué es, efectivamente, el Calamity? Misterios que el lector irá develando a lo largo de la saga y que prueban que no es un mundo creado así sin motivos, sino que todo tiene su razón de ser y explicación.

Finalmente, Steelheart es un libro entretenido y corto que se lee en muy poco tiempo. Tiene sus justas escenas de acción, otras más divertidas y un final asombroso que deja con ganas de saber más. No es el mejor del autor, pero sigue siendo un muy buen libro.

Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
N° de páginas: 416
ISBN13: 9788466658355
Idioma: Español

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES