Pages Navigation Menu

[Review de Libro] Playback, de Raymond Chandler

SINOPSIS: Esta es la última aparición en escena del imprescindible Philip Marlowe. Contratado a través de un abogado para seguir a una chica absuelta del cargo de asesinato de su marido alcohólico, el detective se ve envuelto en una trama de chantajes y crímenes frente a la cual reacciona obedeciendo a sus intransferibles convicciones morales.

Año: 1958
Páginas: 220

playback

Philip Marlowe es el investigador privado que creó Raymond Chandler en la que fue su única saga de novelas policiacas. Playback es la última de dicha saga y también la última novela del escritor completada. Falleció meses después de que este libro saliera a la luz por primera vez.

La historia es simple, y debemos remontarnos a los años 50 para entender la forma de narración y los actos de los personajes, contada en primera persona y con una fluidez seca, directa y llena de misterio.

Playback nos presenta la última aventura en papel de Marlowe, y podemos ver en ella a un personaje maduro, reflexivo en muchos momentos, pero que no ha perdido el filo de sus palabras ni el temperamento mezclado entre apasionado y terco. Bastante más personal de parte de Chandler que las anteriores novelas.

Marlowe2

Y es que al final el caso de turno no es tan importante como el desenlace que tiene la vida del protagonista, con giros sorpresivos y como si el escritor hubiese sabido que no escribiría más sobre el investigador.

Playback ofrece una mirada al pasado, algo misógina si lo desean –recordemos que fue publicado hace más de cincuenta años –, pero con una chispa incombustible que representa de forma brillante al Chandler novelista, así como también Extraños en un tren –película basada en la novela de Agatha Christie –lo eleva a un guionista de lujo.

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11 Instagram: @VeoLeoEscucho Correo: abelka@galadnor.cl Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *