Pages Navigation Menu

[Review de Libro] Paprika, de Yasutaka Tsutsui

SINOPSIS: En el Instituto de Investigación Psiquiátrica de Tokio está en desarrollo una tecnología que permite introducirse en los sueños de los enfermos mentales y modificarlos como forma de terapia. Cuando se destapa un siniestro y enloquecido complot para hacerse con el control de dicho Instituto, se inicia una lucha que tendrá dos escenarios muy distintos, la realidad y el sueño.

paprikalibro1

Hay poquísimos libros del escritor japonés Yasutaka Tsutsui publicados en español; lamentable ya que su obra –sin contar cuentos –supera la treintena.

Uno de estos pocos es “Paprika”, novela de 1993 que fue editada en España recién hace cinco años, y que tuvo su adaptación al cine de animación el 2006 por el gran –y lamentablemente fallecido –Satoshi Kon.

El autor

El autor

La primera impresión luego de leerlo es pensar que Christoher Nolan leyó el libro –o con seguridad vio la película –porque es una referencia directa para la base de Inception, y de hecho hay secuencias calcadas entre ambas obras audiovisuales.

“Paprika” contiene mucha fantasía y ciencia ficción, situada en un futuro indeterminado pero no tan lejano, con científicos (ingenieros, doctores y psicólogos) que viajan dentro de la mente de sus pacientes mientras éstos duermen.

Inception vs Paprika

Inception vs Paprika

El único obstáculo en su lectura que encontré fue la excesiva –a ratos –explicación de procesos científicos y profundización en los pasados de algunos personajes que podrían haberse precisado con menos palabras.

El resto de “Paprika” es genial, una locura que trabaja en la propia razón de sus personajes, la pérdida en el limbo entre la realidad y el sueño, con un detallismo en un desarrollo vibrante, que mezcla ciencia, medicina, con su propia dosis de historia y cultura japonesa.

Autor: Yasutaka Tsutsui
Editorial: Atalanta
N° de páginas: 420
ISBN13: 9788493724795

Sobre Abelka


Twitter: @AbelCain11 Correo: abelka@galadnor.cl Autodidacta casi siempre. Co-administrador. Amante del cine, de los libros y de la música. Y aunque casi siempre reclama y anda con la weá, apoya el carpe diem.