SINOPSIS: Mimi se ahoga en la basura del planeta. Trabaja en la Isla de Silicio, lugar donde se reciclan los teléfonos móviles, los portátiles, los robots y los miembros biónicos, todo acumulado en pilas enormes que contaminan cada centímetro de la tierra. La isla, situada cerca de la costa de China, es la tóxica necrópolis del capitalismo y la cultura de consumo.Mimi y miles de trabajadores como ella llegan allí con la promesa de conseguir seguridad laboral y una vida mejor. Son la sangre que corre por las venas de la economía de isla, pero se hallan a merced de los poderosos.Ahora se avecina una tormenta avivada por las bandas locales que se enfrentan por el poder. Los ecoterroristas quieren acabar con el statu quo. Los inversores estadounidenses ansían más beneficios. Y un intérprete sinoestadounidense anhela reencontrarse con sus raíces. Estas fuerzas provocan una guerra, una entre los ricos y pobres, entre el pasado y el futuro de la humanidad… Mimi y sus compañeros tendrán que decidir si contemplarán la guerra como meros peones o cambiar por completo las reglas del juego.

De parte de Me gusta leer y su Sello Nova tuvimos durante el mes de octubre una nueva novedad de ciencia ficción china, que la ha roto el último tiempo. En este caso la novela se llama Marea Tóxica del autor Chen Qiufan.

Honestamente, la sinopsis oficial no deja tan en claro de qué se va a tratar el libro y sumado a que se toma su tiempo para mostrar su trama resultó bastante complejo entender el hilo. De forma sencilla todo comienza cuando Kaizong y su jefe, Scott, llegan a Isla de Silicio para cerrar un negocio de una planta de reciclaje en la zona. Una planta que ayudará a disminuir la contaminación y darles una mejor calidad de vida a los que habitan la isla. Ahí conocerá a una chica llamada Mimi, una extranjera de la isla que fue buscando oportunidades y terminó con los residuales luchando por vivir el día a día. Todo cambia cuando el hijo de uno de los tres grandes jefes de Isla de Silicio enferma y secuestra a Mimi creyendo que ella puede ayudar a salvarlo.

A pesar de ser Mimi el personaje más importante en la historia, es a través de los ojos de Kaizong que seguimos toda la historia. Mimi es una chica inocente que termina viviendo un proceso traumático, eso desencadena una serie de eventos que la cambian por completo. La verdad es que es imposible no pensar en ella como en Lucy de Luc Besson. Por otro lado, Kaizong es el típico protagonista bueno, que se encariña con ella, que quiere protegerla, etc. No es que sea mal personaje, pero no hay tanto en su personalidad para destacar, es más llevado por la situación que alguien que la crea.

Otro personaje que mencionar es Scott, que si bien nos cuentan su historia triste detrás, se sintió poco convincente como villano (o uno de los villanos) de la historia. Al final terminó siendo como cualquier malo de una película de acción estadounidense.

Uno de los hilos de la historia consiste en los residuales, personas ajenas a Isla de Silicio que van a trabajar ahí, y en cómo deciden levantarse a luchar. Este hilo fue mi favorito, ya que tenía muchos momentos que recordaban bastante a la situación actual que está viviendo Chile. Estas fueron las partes que más disfruté por lejos. Sin embargo, el hilo del jefe Luo y todo el motivo que lo llevó a buscar a Mimi se siente con poco peso, entiendo que en China las creencias están más arraigadas que en otros países, pero para lo potente que eran otros aspectos, este carecía de valor en comparación, lo que hizo que se sintiera el más pobre.

Al final, Marea Tóxica es una historia que, a pesar de no alcanzar su potencial o contar algo del todo nuevo, está llena de mensajes potentes sobre el abuso y adicción de la tecnología, el medio ambiente y el respeto entre humanos. 

Autor: Chen Qiufan
Editorial: Me gusta leer – Nova
N° de páginas: 416
ISBN13: 9788417347482
Idioma: Español
Precio: $15.000

Chen Qiufan (República Popular China, 1981)-. Es un galardonado escritor de ciencia ficción. Creció cerca de Guiyu, donde se encuentra la planta de reciclaje de residuos electrónicos más grande del mundo, un lugar que ha sido definido por la ONU como una desgracia medioambiental. También conocido como Stanley Chan, es un escritor, columnista y guionista de ciencia ficción chino. Su primera novela fue The Waste Tide, que “combina el realismo con la alegoría para presentar la hibridez de los humanos y las máquinas”. Marea Tóxica está inspirado en sus propias vivencias. En la actualidad vive entre Shanghái y Pekín y trabaja en su empresa Thema Mundi Studio.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES