SINOPSIS: este año, Sophie y su mejor amiga Agatha descubrirán cómo es ser alumnas de la legendaria Escuela del Bien y del Mal, donde chicos y chicas comunes reciben entrenamiento para ser héroes y villanos de cuentos de hadas. Con sus vestidos rosas, zapatos de cristal y su devoción por las buenas acciones, Sophie está convencida de que tendrá las mejores notas en la Escuela del Bien y que, cuando se gradúe, será toda una princesa. Por otro lado, Agatha, con sus túnicas negras y deformes, un gato malvado como mascota y su antipatía por casi todo el mundo, parece estar destinada a la Escuela del Mal. 
Pero cuando las dos amigas caen en el Bosque Infinito, descubren que sus destinos se trastocan: Sophie cae en la Escuela del Mal, donde debe asistir a clases de Afeamiento, Maldiciones Mortales y Entrenamiento de Secuaces, mientras que Agatha se encuentra en la Escuela del Bien, entre príncipes apuestos, bellas doncellas y clases de Etiqueta para Princesas y Comunicación con Animales. 
Pero ¿y si el error es en realidad la primera pista para descubrir quiénes son realmente Sophie y Agatha…?   

En junio Ediciones Urano trajo a Chile la primera parte de La Escuela del Bien y del Mal una historia de corte middle-grade que nos trae de vuelta los cuentos de hadas originales en la que dos amigas, completamente opuestas, son llevadas a la escuela. Sin embargo, Agatha siendo fea y huraña termina en la Escuela del Bien para ser princesa. Por otro lado, Sophie siendo hermosa y sociable termina en la Escuela del Mal para ser una bruja. Ambas creyendo que es un error, por motivos distintos, intentan por todos sus medios hacer algo al respecto.

Este libro es todo lo que yo esperaba de uno middle-grade que considera los cuentos de hadas originales. No se suaviza la idea de la muerte, pues seamos honestos muchos personajes mueren o son torturados en los cuentos de hadas. Claro, la diferencia es que son villanos por eso no nos importa, pero al final es la muerte de personajes. Por lo mismo, es un libro oscuro, uno que no pretende idealizar los roles, sino que hace una fuerte crítica al respecto.

Aquí tenemos otro aspecto que me gustó mucho: el humor. Tiene un humor sarcástico y cínico que combina muy bien con el humor más infantil (algo similar a como ocurre en los libros de Percy Jackson). A veces tenemos a las princesas diciendo cosas como: “no es posible que los príncipes salgan entre ellos, porque ¿qué pasaría con nosotras?”. El libro juega mucho con la idea de la superficialidad, con asumir que lo bonito es bueno y que lo feo es malo. 

Algo de lo que suelo quejarme con estos libros es que subestimen a sus lectores, que asuman que no son capaces de manejar temas más adultos o que se les expliquen las moralejas, como si los niños no fueran capaces de obtenerlas por sí mismos. Aquí no pasa esto, hay varios mensajes relacionados al quererse a uno mismo, al ser uno mismo, al valor de la amistad, a que hacer el bien por “verse” bien no es bueno y muchos por el estilo, sin embargo, todos van en pequeños detalles y escenas. No los lanzan a la cara y luego se ponen a explicarlos y eso se agradece.

Tuve dos problemas el primero relacionado con la personalidad de Sophie, entiendo que la gracia del personaje está en ese continuo vaivén de personalidad. Cuando crees que aprendió la lección, va y vuelve a caer en su egoísmo habitual, luego, parece que ahora sí entendió, pero no. Me parece bien que sucediera un par de veces, pero no tantas como lo hizo, ya que prácticamente se pasa todo el libro así. Mi segundo problema estuvo relacionado con Tedros, el príncipe hijo del rey Arturo. Aun habiéndolo terminado me parece un personaje bastante complejo porque no sé bien qué rol jugó dentro de la historia. En un comienzo parece ser la parodia del príncipe perfecto, luego, el que va a enseñarle a Sophie que el amor es mucho más que apariencia, pero entonces su personaje se complica cuando comienza a formar parte de la evolución personal de Agatha (lo que no me gustó mucho).

De forma curiosa, los aspectos que no me gustaron que acabo de mencionar están relacionados directamente con lo poco predecible que es el camino que toma la historia o los personas. Sí, hay cosas que vemos venir desde mucho antes de que sucedan, pero los personajes tienden a ser tan impredecibles que cuesta mucho entender hacia dónde van o en qué bando juegan porque no los hay. 

Por todo lo mencionado no se pueden perder La Escuela del Bien y del Mal porque es una historia oscura, que trae de vuelta los cuentos de hadas clásicos con finales trágicos y muertes. Una historia de la que se pueden extraer muchos mensajes y que cuenta con un humor sarcástico y oscuro que va a sacar carcajadas. 

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Soman Chainani
Editorial: Urano – Puck
N° de páginas: 480
ISBN13: 9788492918430
Idioma: Español
Precio: $13.900

Soman Chainani (Estados Unidos)-. Es un escritor y cineasta estadounidense, mejor conocido por escribir la serie de libros infantiles The School for Good and Evil. Asistió a la Universidad de Harvard, donde se graduó summa cum laude con un título en inglés y literatura estadounidense.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES