SINOPSIS: la noche del 30 de julio de 1994 la apacible población de Orphea, en los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa… Mientras tanto, Samuel Paladin recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.
Jesse Rosenberg y Derek Scott son los dos jóvenes policías de Nueva York que resuelven con éxito el caso, pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: pretende que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba se hallara delante de sus ojos, y que ella posee información clave. Pero días después, desaparece.
Así se inicia este colosal thriller que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo e impulsando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.

Es posible que el autor se les haga conocido por su libro La verdad del caso de Harry Quebert con el que ganó varios premios y, al parecer, se está adaptando para hacer una serie. La desaparición de Stephanie Mailer es su nueva novela y promete ser una historia atrapante que serás incapaz de soltar. Novedad del mes de agosto de Me gusta leer.

A grandes rasgos se tiene como protagonista a un detective, Jesse, que está próximo a retirarse de forma anticipada y que se ve obligado a reabrir su primer caso, en el que, al parecer, cometió errores. Eso lo lleva de vuelta a Orphea un pequeño pueblo tranquilo en el se realiza un festival de teatro. La verdad es que tuve varios problemas con la novela. La primera era el cambio de narrador de primera persona a impersonal, cuando la primera persona era por completo innecesaria porque de hecho ni siquiera se diferenciaba entre los que narraban así (Jesse, Anna y Derek, principalmente). Me dio una sensación de desorden y varias veces me confundía con quién estaba hablando.

Dentro de lo mismo algo que sucedió mucho fue que el propio autor cortaba el ritmo para agregar un flashback en el que no se aportaba información. Por ejemplo, estaban interrogando a un sospechoso y este decía “sí, lo conocí en el verano de 1994” para luego dejarlo ahí y abrir una sección que decía Verano de 1994 y ahí relatar como el personaje conoció al otro sin necesidad ya que no hay mayor aporte aquí de información. Siento que estaba todo pensado en un modo muy cinematográfico, con cambios de escenas y de punto de vista, por desgracia en el libro no funcionó. Además, aun sin esto el ritmo no era el adecuado para una novela negra. No digo que tenga que ser trepidante todo el tiempo, pero si una novela de misterio te aburre incluso al final es que algo está haciendo mal.

Otro gran defecto que tuvo para mí estuvo con los personajes. Eran planos al punto de que parecían caricaturas de personas, casi ninguno tenía profundidad creíble, por ahí Anna fue la que más compleja me pareció. Todos eran muy simples: crítico egocéntrico, político corrupto, chica drogadicta, amante interesada en el dinero y fama, etc. y casi nunca se salían de su descripción para mostrar algo más allá. Lo peor es que hay mucho sobre sus vidas, sus pasados y problemas (que no les dan profundidad) para que todo termine de forma drástica y en el epílogo nos digan cosas del tipo “esta persona entró a la universidad a estudiar letras” porque claro todo su drama del que nos hablaron por decenas de páginas se solucionó en el acto.

Confieso que me decepcionó bastante La desaparición de Stephanie Mailer, ahora con esto no digo que sea una mala novela solo que se hace pesada de llevar y si ya han leído su buena cuota de novelas negras o policiales puede que esta no cumpla con lo que esperaban de ella. En cambio, si no se lo toman como un thriller puede que disfruten con los dramas que tienen los personajes y el misterio que hay detrás.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Jöel Dicker
Editorial: Alfaguara – Penguin Random House
N° de páginas: 650
ISBN13: 9789563840759
Precio: $18.000
Idioma: Español

Jöel Dicker (Suiza, 1985)-. Tras su primera novela, Los últimos días de nuestros padres (Alfaguara, 2014), ganadora en 2010 del Premio de los Escritores Ginebrinos, publicó la aclamada La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara, 2013), que fue galardonada con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa y, en España, fue elegida Mejor Libro del Año según los lectores de El País y mereció el Premio Qué Leer al mejor libro traducido y el XX Premio San Clemente otorgado por los alumnos de bachillerato de varios institutos de Galicia.

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES