SINOPSIS: Mara y Owen son los gemelos más cercanos del mundo. Así que cuando él es acusado de violación, ella no sabe qué pensar. ¿Puede su hermano ser culpable de algo tan atroz? Dividida entre el amor por su familia y su sentido de la justicia, Mara deberá hacerle frente a un trauma del pasado que le impide ser libre y ser fuerte para enfrentar la realidad de su presente. Con sensibilidad y franqueza, esta novela encara el abuso sexual, la culpa que enfrentan las víctimas y los límites del consentimiento.

Editorial Zig-Zag trajo a Chile Hecha de estrellas de la autora de Cómo pedir un deseo. Una historia que mantiene un muy buen equilibrio entre ser dulce y ser cruel, pero por sobre todo ser muy real.

Mara y Owen son gemelos, son mejores amigos, son mitades que se complementan, son Géminis. Sin embargo, cuando Owen es acusado de violación por su novia Hannah, quien también es una de las mejores amigas de Mara, toda su vida y relaciones son puestas a prueba. Porque Mara le cree a Hannah, pero quiere no creerle. Porque Mara ama a Owen y le gustaría no hacerlo. Porque Mara los ama a ambos, pero no sabe si es lo correcto.

Como pueden imaginar Hecha de estrellas es un libro terrible y fuerte, un libro que habla del acoso que sufren las mujeres, en especial, en la adolescencia y lo que significa el juicio que hace el resto del mundo. La reacción de la “justicia” al poner trabas absurdas para llevarlo a juicio. La versión del acusado que es tomada más en serio que la versión de la víctima y el cómo la sociedad, en este caso el instituto, toma un bando.

Creo que todas las chicas tienen una o dos pequeñas cosas, pequeños detalles que dicen: esta soy yo. Me cansé de esconderme. Me cansé de sentirme avergonzada.

Que el punto de vista de toda la historia sea Mara no deja de ser muy interesante, no tenemos a la víctima narrando (aunque Mara sí que es víctima de alguna forma), sino que tenemos a la hermana del acusado. Algo maravilloso de este libro es la sororidad que surge entre las amigas, Charlie, Mara y Hannah, incluso Greta. Todo se da de manera muy natural entre ellas, no cuestionan, no dudan, no preguntan, solo apoyan. Están ahí. Eso es lo lindo, un libro en el que las mujeres no son las enemigas, sino que son el apoyo y un importante paso en la recuperación. El yo te creo puede ser la diferencia y este libro lo demuestra de una manera hermosa.

Como dije al principio, nos habla de la crueldad de la violación y los juicios posteriores por parte de las familias y amigos. Sin embargo, al mismo tiempo nos habla de relaciones entre amigos y amigas, relaciones de parejas tanto heterosexuales como queer, nos habla de adolescentes buscando su lugar en el mundo e intentando sentirse bien consigo mismos. La prosa es dulce, llena de metáforas y, al mismo tiempo, muy fácil de leer. No cuesta saber lo que Mara siente, porque lo transmite con una sencillez hermosa.

Incluso las chicas hechas de estrellas eran cautivas, las ataban de las muñecas y las trataban como objetos. Incluso a las chicas hechas de estrellas no se las consultaba. No se les creía, no se consideraba que valieran la pena a menos que tuvieran que ofrecer algo a cambio.

Creo que uno de los puntos que más me marcó tiene que ver con los padres, en especial la madre, de Owen y Mara. Ella que hasta antes del hecho era una feminista declarada, no duda en tomar la versión de su hijo y defenderlo de forma ciega, lo que crea incluso un quiebre con Mara puesto que para esta no es tan sencillo. La madre al creer en su hijo sin preguntar nada, sin siquiera dudarlo un segundo pone en juicio a todas las chicas que alguna vez fueron abusadas y, sin darse cuenta, pone en juicio a su propia hija. 

Hechas de estrellas es un libro necesario. Necesario para chicos, para que vean el otro lado, para que vean las consecuencias que sus acciones tienen en otros (no solo la violación, sino que cosas más simples como bromas también). Necesario para chicas, para que sepan que no están solas, para que sepan que rota no es lo mismo que destruida, para que sepan que creemos en ellas y sepan que decir yo te creo a otra mujer puede cambiar su vida. Necesario para madres y padres, para que sepan escuchar, para que sepan preguntar, para que sepan cuestionar y para que sepan que amar no significa perdonar todo. Se puede amar a alguien y odiar algo que hizo. Se puede encontrar un punto entre medio por más difícil que sea, pero negarlo nunca va a ser la solución.

En vez de alejarme bruscamente, lo dejo aferrarse a esa pequeña parte de mí porque necesito que escuche esto. Necesito que me escuche. Que nos escuche a todas nosotras.

Por todo esto y más, Hechas de estrellas es un libro necesario para todos y todas porque es un libro que duele. Y hay cosas que tienen que doler para que les tomemos el peso. Lean el libro, regálenlo, préstenlo y permitan que llegue a más personas, porque tiene que ser leído.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Ashley Herring Blake
Editorial: Zig-Zag – VR YA
N° de páginas: 276
ISBN13: 9789877475050
Idioma: Español
Precio: $12.990

Ashley Herring Blake (Estados Unidos).- Lectora, escritora y madre de dos niños bulliciosos. Vive en Nashville, Tennesse, tiene una maestría en enseñanza, ama el café, organiza sus libros por color y le gusta comer la mantequilla de maní directamente del frasco. Es autora de Cómo pedir un deseo, también publicado por VR YA.

1 comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES