SINOPSIS: Fahrenheit 451 cuenta la historia de un sombrío y horroroso futuro. Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es la de sofocar incendios, sino la de provocarlos para quemar libros. Porque en el país de Montag está terminantemente prohibido leer. Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar. Porque leer impide ser ingenuamente feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza…

Tim Hamilton convierte en imagen la visionaria distopía ideada por Ray Bradbury a mediados del siglo pasado, sin saberlo mas quizá intuyendo la vigencia de una advertencia imperecedera. 

Cada cierto tiempo tenemos adaptaciones de grandes novelas en formato de novela gráfica, ya tuvimos hace poco La catedral del mar y en junio es el turno de Fahrenheit 451 del famoso autor Ray Bradbury. Si quieren ver las ilustraciones entren aquí a la publicación de Instagram.

En caso de que no lo sepan, la historia nos habla de un futuro no lejano en el que el trabajo de los bomberos es quemar los libros, debido a que estos están prohibidos. Lo más importante que existe es la felicidad, y las personas que leen se ponen a pensar y quienes piensan rara vez pueden ser felices. Nuestro protagonista, Montag, es un bombero que un día conoce a una chica extraña que le gusta pasear y mirar lo que hay a su alrededor, además de hacerse preguntas que él nunca se había cuestionado.

Es innegable el impacto que tuvo la novela de Bradbury en el público, no solo por lo aterradoramente hermosa que es sino que por lo cercana que parecía. Personas conectadas todo el día a pantallas, una felicidad vendida y forzada en todos, mientras que una profunda depresión consume a las personas sin que se den cuenta. Es por esto que adaptar la novela puede servir para acercarla a un público que todavía no la conoce. Sin embargo, no deja de ser contradictorio que el libro critique las versiones cortas de clásicos o de cómics y termine haciendo lo mismo. Es por esto que, habiendo leído ambos, no recomiendo la novela gráfica como un reemplazo del original. De hecho, no podemos disfrutar del todo de la pluma de Bradbury o de los distintos análisis que hace, ya que tenemos solo fracciones de estos. Considero la novela gráfica un complemento, una forma de recordar la historia y de darle imágenes a escenas que solo estaban en nuestra cabeza, pero no se acerca ni es tan potente como el libro en sí.

Algo muy lindo que tiene es la introducción del mismo autor en la que dice:

“Por último, me gustaría proponer a todo el que lea esta introducción que dedique unos minutos a elegir el libro que más le gustaría memorizar y proteger de los censores o de los «bomberos». Y que no diera solo el título, sino que ofreciera los motivos por los que querría memorizarlo y por los que tendría valor si se recitara y se recordara en el futuro. Creo que, si mis lectores se congregaran y explicaran qué libros han elegido y memorizado, y por qué, la situación podría dar lugar a reuniones muy amenas.”

Sobre las ilustraciones de Tim Hamilton me parecen bien, un estilo muy clásico de novelas gráficas tradicionales (no así con la novela gráfica de El diario de Anne Frank, que tenía una identidad muy propia) que cumple su función de representar el aire melancólico de la pluma de Bradbury siempre contrastando los colores cálidos del fuego, de los bomberos y la falsa felicidad con otros fríos de la tristeza y la soledad.

Finalmente, Fahrenheit 451 (novela gráfica) nos trae una nueva adaptación de este libro que tanto marcó a sus lectores en algún momento. Si bien no es un reemplazo de la obra, funciona muy bien como un complemento.

Autor: Ray Bradbury – Tim Hamilton (adaptación)
Editorial: Me gusta leer – DEBOLS!LLO
N° de páginas: 160
ISBN13: 9788466346818
Idioma: Español
Precio: $12.000

Ray Bradbury (Estados Unidos, 1920 – Estados Unidos, 2012)-. Fue un escritor estadounidense de misterio del género fantástico, terror y ciencia ficción. Principalmente conocido por su obra Crónicas marcianas (1950) y la novela distópica Fahrenheit 451.

Tim Hamilton (Estados Unidos, 1979)-. Ha hecho ilustraciones para The New York Times Review, la Revista Cicada, King Features, Boom Studios, la Revista Mad, DC Comics, Dark House, Toybiz y la revista Nickelodeon. Así mismo es miembro fundador del colectivo de cómics en línea activatecomix.com.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES