SINOPSIS: Todo lo Viejo es Nuevo otra vez, y Sophie y Agatha deben combatir el pasado y el presente para encontrar el final perfecto para su cuento de hadas.
Antes mejores amigas, ahora archienemigas, Sophie y Agatha creyeron que El Fin estaba sellado cuando tomaron caminos separados. Agatha regresó a Gavaldon con Tedros, mientras que Sophie se quedó junto al joven y bonito Director.
Pero mientras se acostumbran a sus nuevas vidas, su historia pide ser reescrita, y esta vez no es solo la de ellas. El Mal ha avanzado por el bosque y los villanos del pasado han regresado para vengarse; no solo buscan una segunda oportunidad para sus cuentos de hadas, sino que quieren transformar al Bien y al Mal en una nueva y oscura realidad en la que Sophie sea su reina. Solo Agatha y Tedros pueden detener el reinado maligno del Director y su último Para Siempre.

Finalmente, llegó a Chile la tercera parte de La Escuela del Bien y del Mal, cuya continuación se llamó Un mundo sin príncipes. Volvemos a este mundo de cuentos de hadas en el que los personajes son escogidos para ir a la Escuela del Bien y del Mal para ser preparados para vivir sus propios cuentos. Sin embargo, desde la llegada de Sophie y Agatha las cosas ya no son como eran. Como siempre, habrá spoilers de los dos primeros libros, pero no de este.

Agatha besó a Tedros y juntos tuvieron su Para Siempre en Gavaldon. Sophie besó al Director, quien se volvió joven y apuesto y recuperó sus poderes. Sin embargo, ¿por qué el Cuentista no escribe el siguiente cuento? ¿Y si el Para Siempre no es lo que ellas creían que tenía que ser? Agatha y Sophie tendrán que volver a conectar sus caminos cuando lo Viejo vuelva a aparecer y los cuentos famosos corran peligro.

A pesar de que me declaro fans de estos libros, es difícil definirlos con claridad, pues no son para niños (aunque se les suele clasificar como middle-grade), pero tampoco son las clásicas historias que encontramos en juvenil. La Escuela del Bien y del Mal se pasea entre ambas edades sin dejar nunca en claro a cuál pertenece. Esto debido a que el tono es infantil, así como el enfoque de los cuentos de hadas, pero los personajes pasan por procesos típicos de la adolescencia.

Si en el primer libro el tema fue el Bien y el Mal y lo borroso que es el límite entre ambos; el segundo habló de Chicas versus Chicos y el cómo la separación y lucha no tiene sentido porque, al final, no hay ganadores. En El último Para Siempre nos encontramos con la lucha de lo Viejo versus lo Nuevo. Las nuevas visiones versus las posturas antiguas. La experiencia versus la energía joven. Y el libro encuentra la mejor forma de mostrarnos este contraste al mismo tiempo que nos termina de enseñar los secretos de este mundo mágico.

Es difícil hablar de la trama sin revelar mucho, solo diré que Agatha y Tedros aprenden que ser una pareja de cuentos de hadas es mucho más trabajo que solo el beso del final. Al mismo tiempo, Gavaldon y el mismo bosque ya no son lo que eran y ambos deben salvar al Bien de los planes del Director. Eso los lleva a descubrir secretos sobre sus padres y sobre los cuentos de hadas que siempre creyeron conocer.

De la misma forma en que me sucedió en las entregas anteriores, Sophie fue el personaje conflictivo a lo largo de todo el libro. No es porque sea un personaje gris, ni tan bueno ni tan malo, lady Lesso es un gran ejemplo de la dualidad dentro de un personaje. El motivo por el que Sophie es complicada es por el nivel de egoísmo que tiene, el que crea que merece más que el resto y justifique así sus acciones es lo que la vuelve más mala que el mismo Director. El problema no es este camino en sí, el que me parece perfecto, sino que el hecho de que es el mismo viaje que la chica hizo en los libros anteriores. Da la sensación de que Sophie no aprendió nada en estos dos años y es la misma niña que solo pensaba en lo que quería que conocimos en Gavaldon.

Al ser el final de esta primera trilogía, todos los personajes principales viven su proceso de evolución y terminamos de comprender la lógica del mundo en el que habitan. Aunque nuestros protagonistas lidian con sus traumas e inseguridades, logran aprender a superarlas o buscar ayuda en sus amigos para poder seguir adelante y luchar por un Para Siempre. Es un final emotivo y con mensajes bonitos sobre la amistad y el amor hacia otros y uno mismo.

Es por esto que El último Para Siempre es un cierre redondo de la trilogía de la Escuela del Bien y del Mal. En el que los protagonistas comprenden el verdadero significado del felices Para Siempre y que los mensajes que creían conocer de los cuentos famosos eran mucho más complejos de lo que pensaron antes.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Soman Chainani
Editorial: Urano – Puck
Saga/Autoconclusivo: La Escuela del Bien y del Mal #3
N° de páginas: 640
ISBN13: 9788492918836
Idioma: Español
Precio: $16.900

Soman Chainani (Estados Unidos)-. Es un escritor y cineasta estadounidense, mejor conocido por escribir la serie de libros infantiles The School for Good and Evil. Asistió a la Universidad de Harvard, donde se graduó summa cum laude con un título en inglés y literatura estadounidense.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES