SINOPSIS: nadar con los delfines siempre había sido uno de mis sueños en la vida. Bueno, ese y ver mi nombre en la portada de alguna novela. Pero por ahora, me conformaba con ser una simple correctora de manuscritos. De pronto, Corina Fox, la escritora más influyente del panorama literario, requería de mis servicios. Pero, para ello, el destino pedía un gran cambio en mi vida y yo, deseaba aquel puesto con todas mis fuerzas y pondría todos mis empeños para conseguirlo. Mudarme a Nueva York era la condición principal y allí, me vería obligada a jugar a todo o nada mientras arriesgaba un injusto despido a cambio de un viaje al Caribe y un incentivo de un cinco por ciento. ¿Por qué motivo decidiría aceptar aquel dichoso proyecto? ¿Por qué Owen quiso cambiar todos mis planes?

El último llanto de los delfines es novedad de febrero del sello Titania traído por Ediciones Urano a Chile. El libro nos cuenta la historia de Haley, una correctora española que un día consigue el trabajo de sus sueños en New York, por lo que tiene que cruzar el charco y empezar un vida desde cero para ello. En su nuevo hogar, conocerá a Owen, un chico misterioso y reservado que no solo la ayudará a sentir Estados Unidos como su nueva casa, sino que le mostrará cómo el amor de verdad debe sentirse.

Antes de todo quiero aclarar que soy el tipo de persona que cambia el switch en su cabeza según el tipo de libro que va a leer. Por lo mismo, al encontrarme frente a una historia de romance acepto que ciertas cosas ocurran a favor del desarrollo de la trama. Por ejemplo, que se lleven a cabo ciertas muestras de afecto que pueden parecer exageradas, personajes no del todo creíbles o situaciones demasiado ventajosas. Por desgracia, en este libro llegó a un punto tan absurdo que ni siquiera era tolerable. 

Sobre los personajes, Haley está bien, no es un personaje que se vuelva odioso, aunque tampoco va a entrar en la lista de los mejores que he leído. Algo similar pasa con Owen, al menos, las interacciones entre ambos resultan divertidas de leer y la relación que se da, aunque forzada al inicio, se desarrolla de forma más natural a medida que avanza el libro. Y ese es el punto a favor que tiene: el romance es divertido de leer.

Entre todas las situaciones absurdas que se dan está el hecho de que Haley tiene que editar un manuscrito, pero casi al punto de reescribirlo. Esto le ofende, pues no tiene intención de ser una escritora fantasma. Sobre todo considerando que el primer trabajo que hizo se volvió bestseller vendiendo casi 2 millones de copias en un mes (un libro romántico en español en Estados Unidos). Lo más gracioso (y que me jugó en contra) fue que podemos leer fragmentos de la novela que escribe Haley y son malos. Directamente malos, hasta podemos leer el final que todo el mundo alaba como una obra maestra y a mí me sacó una carcajada. Esto provoca que cada vez que se habla de la calidad de autora de Haley (que la ponen por las nubes, como la nueva revelación de la lengua hispana) yo no pudiera menos que rodar los ojos. Hubiese sido mucho mejor que jamás se nos mostrara su “talento” y así poder en mi cabeza subirlo al nivel de lo que los demás describían.

En resumen, El último llanto de los delfines tiene la intención de ser una historia sobre creer en uno mismo, en los sueños y luchar por lo que se quiere. Y, aunque tiene un romance divertido de leer, termina en un nivel de absurdo que ni siquiera es divertido, sino que ridículo.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Estefanía Yepes
Editorial: Urano – Sello Titania
N° de páginas: 384
ISBN13: 9788416327584
Idioma: Español

Estefanía Yepes (España, 1988)-. Licenciada en Derecho, compagina su actual trabajo con la escritura. Tras aventurarse en el mundo de los “Blogs de reseñas” y decidida a aprender un poco más, realizó un curso de Lecturas e informes editoriales y más tarde, otro de Corrección profesional. Actualmente tiene 11 novelas publicadas, siendo la primera “Quiero que conozcas a alguien” (abril, 2014) la que más éxitos ha cosechado, posicionándose en el número 1 en ventas durante 3 meses consecutivos en 2014.

 

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES