SINOPSIS: Landon Frazier no solo es el popular quarterback del equipo de fútbol de Abbeville y un estudiante ejemplar, también es el hijo del médico de este pequeño pueblo descendiente de los primeros colonos de Alabama.  Cuando Malia, una pequeña creek de la reserva de Atmore entra en su vida, salvaje e inocente, la llena de nuevas tonalidades que descolocarán las bases de la tradicional vida sureña de su familia, descubriendo otra forma de mirar el mundo. Nacerá una amistad que crecerá con el paso de los años, a pesar de las reticencias y circunstancias de ambas familias y de sus propios miedos, revelándose unos sentimientos imparables. 
Las consecuencias de un amor fuerte y libre que luchará por superar las diferencias, los prejuicios, el tiempo y las responsabilidades. La historia de un amor capaz de hacer crecer flores en Júpiter.

En septiembre Ediciones Urano trajo a Chile el nuevo libro de Elena Castillo Castro, autora de La probabilidad del unicornio, llamado El teorema de Júpiter, una historia de romance que toma una pareja conocida del libro antes mencionado: Malia y Landon.

Malia y Landon se conocieron de niños. Él, el hijo de una familia acaudalada, jugador de fútbol americano, rubio y de ojos azules. Ella, nativa americana, hija de una florista, libre y con cabello largo y negro. A lo largo de su infancia van conociéndose por pequeños encuentros en los que ambos quedan cada vez más encantados el uno con el otro. Por lo que cuando el destino los pone en el mismo instituto es imposible que el amor no florezca entre ellos.

Para mí, el libro se divide en dos partes. La primera mitad me pareció hermosa y tierna, verlos crecer y que sin saber cómo o por qué se sienten tan atraídos el uno por el otro. Los pequeños gestos, las miradas, los abrazos, todos esos detalles me parecieron hermosos. Sin embargo, cuando llegamos a la segunda mitad eso que era lindo se vuelve un poco intenso y volvemos a una zona más conocida de historias de romance. El constante están juntos, se separan, están juntos, se separan y así una y otra vez cuando no hay nada que se interponga entre ambos llega a cansar. Esto ya que Landon nunca duda de que ama a Malia, está seguro de que quiere algo con ella, lo que sea, y va a por todo. Por otro lado, ella es mucho este espíritu libre, que si bien también lo ama de forma intensa, cambia continuamente de parecer.

Entiendo que muchas veces vemos a Malia desde los ojos de Landon, por algo es tan perfecta e idealizada, sin embargo, continuamente otras personas dicen que ella es libre, diferente y es como el aire. Para mí, Malia era insegura, inmadura y no tenía la más mínima idea de qué quería. Le pedía a Landon vivir el presente, pero luego comenzaba a asustarse por el futuro, le daba miedo que la dejara y cuando él hacía algo para demostrarle que se lo tomaba en serio, se asustaba y se iba.

A pesar de todo, es una historia divertida y linda, quizá algo forzada con las frases inspiradoras, incluso con la que le dio el nombre al libro. Sin embargo, puede sacar sonrisas y entretenerlos si les gustan las historias de romance sencillas.

El teorema de Júpiter nos cuenta la historia de Malia y Landon desde que son niños y van poco a poco enamorándose. Quizá la primera mitad resulta más tierna y divertida, mientras que la segunda mitad se vuelve demasiado intensa y más parecida a otros libros que hay en el mercado.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Elena Castillo Castro
Editorial: Urano – Titania
N° de páginas: 345
ISBN13: 9788416327652
Idioma: Español
Precio: $15.900

Elena Castillo Castro (España, 1979).- Apasionada del piano y acérrima lectora desde pequeña, se abraza a la escritura en busca de otros mundos que la complementen. Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada compagina medicamentos y letras en la rebotica. .

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES