SINOPSIS: Londres, 1850. La hermosa Iris trabaja, junto a su hermana, como aprendiz en el famoso taller de muñecas de la déspota señora Salter, pero su pasión es el arte. Cuando el pintor Louis Frost le pide que pose para él como modelo, ante ella se abre un mundo nuevo en el que, quizás, consiga su sueño de convertirse también en pintora. Sin embargo, su destino se truncará cuando Silas, un solitario taxidermista y coleccionista de curiosidades morbosas que está en contacto con el mundo artístico londinense, descubre la existencia de Iris durante la inauguración de la Gran Exposición Universal de Londres. La obsesión de Silas por Iris irá creciendo y tornándose cada vez más oscura, hasta que solo aspire a convertirle en la pieza estrella de su colección.

Los libros de la época victoriana suelen involucrar mucho misterio y muertes, claramente era una época donde la ciencia avanzaba, el arte se transformaba y todo se hacía en un ambiente en el que hoy en día nos escandalizaríamos. Y a pesar de ser muy “clásico”, siempre hay espacio para la innovación y la sorpresa.

Si bien leyendo la sinopsis nos haremos una idea muy clara de lo que nos va a contar el libro, el tipo de narración a tres voces y la forma en que la autora narra cada uno de los acontecimientos nos envuelve en la historia y nos deja atrapados en sus palabras, recreando y pensando en cómo va a evolucionar el relato.

El libro tiene una protagonista que busca cambiar su vida y que, siendo muy consciente de las reglas de la sociedad, trata de mantenerse fiel a sí misma y a lo que ella piensa que es su destino. Una lucha que no es fácil de dar y que se cuestiona constantemente, en especial por lo que deja atrás, pero que no se vuelve tediosa de leer en ningún momento.

Es inevitable encariñarse con otros personajes, cada quién luchando a su manera y con sus propias reglas y moralidad, que se rebela a las normas dictadas por una sociedad que evoluciona y se mantiene estática a la vez. De alguna manera, la historia que más te deja en ambivalencia sobre qué pensar es la de Silas, no solo por su decisión de ser taxidermista sino por lo que vamos descubriendo de él a lo largo de la historia.

El taller de muñecas nos entrega una historia sencilla y discreta en una voz interesante y atractiva, un libro que llama la atención tanto por su portada como por su sinopsis y que nos transportará a la época victoriana, con sus muñecas de porcelana e insectos disecados.

Autor: Elizabeth Macneal
Editorial: Ediciones B
N° de páginas: 400
ISBN13: 9788466666305
Idioma: Español
Precio: $15.000

Elizabeth Macneal nació en Edimburgo y vive actualmente en Londres, donde trabaja como ceramista. Estudió literatura inglesa en Oxford y trabajó durante varios años en la City, antes de cursar un máster en literatura creativa que le dio las bases para escribir El taller de muñecas, su primera novela, ganadora del Caledonia Novel Award y publicada en veinticuatro países.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES