SINOPSIS:

Antes de conocer a los Frankenstein, Elizabeth Lavenza moría de hambre, sufría los maltratos de su cuidadora y estaba a un paso de ser expulsada a la calle. Los Frankenstein le dieron un hogar y protección, pero a cambio de un precio muy alto: ser la amiga más íntima de su extraño hijo, Victor. 

En pos de volverse imprescindible y asegurar su futuro, Elizabeth se convirtió en una maestra de la manipulación y el engaño, capaz de hacer cualquier cosa por sobrevivir y mantener su vida acomodada. Cualquier cosa. Especialmente cubrir las excentricidades y perversiones de su Victor. 

Para todos es un ángel. La luz de la vida de Victor. 

Solo ella conoce la verdad sobre sí misma: en su interior alberga oscuridad y nadie, jamás, podrá detenerla. 

A fines del año pasado Editorial Zig Zag trajo a Chile el retelling de la famosa obra de Mary Wollstonecraft Shelley: Frankenstein, escrito por la autora Kiersten White bajo el nombre de El oscuro descenso de Elizabeth Frankenstein.

La principal gracia de este retelling es que no viene del punto de vista de Victor Frankenstein, como lo es la obra original, sino que desde el punto de Elizabeth Lavenza. Este personaje es mencionado en la obra de Shelley como la prometida de Victor, una chica hermosa, perfecta y devota a su prometido que muere asesinada en su noche de bodas por la criatura. En este libro Elizabeth es una huérfana que es “comprada” por los Frankenstein para que sea amiga de su extraño hijo mayor. Ella tiene solo 5 años cuando es presentada a Victor y entiende de inmediato el hecho de que tiene que ser aceptada por él para asegurar su permanencia. Desde entonces se transforma en su Elizabeth, en la que él necesitaba y quería. Se vuelve imprescindible en su vida casi tanto como ella lo necesita para su propia seguridad. 

En lo mencionado está lo interesante, porque nuestra protagonista no es una chica buena tratando de hacer el bien. Es una chica que vive con el continuo miedo de dejar de ser necesaria para los Frankenstein y tener que verse en la calle, de ahí su dependencia a Victor. El libro está narrado en el presente con Elizabeth buscándolo después de dos años en los que él ha estado en la universidad, pero no ha mantenido correspondencia. Y el pasado que nos muestra momentos claves de la amistad entre ambos.

Es una historia oscura que nos hace dudar no solo de nuestros personajes sino que también de nosotros y lo que consideramos como un medio que justifique un fin. Durante gran parte del libro queremos que Elizabeth encuentre a Victor, queremos que estén juntos aun sabiendo que Victor no es una persona en su sano juicio y que Elizabeth tampoco es inocente. El amor entre ambos es dependiente y oscuro, es un salvavidas que los mantiene siendo el ellos que están acostumbrados. De alguna forma, justificamos lo que sucede por esos pequeños momentos de luz entre ambos y terminamos cayendo en los mismos errores que la protagonista. Ahí está el juego de la autora con su prosa, y los recuerdos elegidos que vemos desde los ojos de Elizabeth.

Aunque sea un libro clasificado como juvenil es más oscuro de lo que puedan encontrar normalmente. Por lo mismo, cuando al final se inclina hacia lo que ya conocemos y que se nos ha presentado en la literatura YA pierde un poco ese brillo macabro (que por momentos me recordaba a la relación de Amy y Nick en Perdida) para seguir una línea convencional que no me dejó del todo conforme.

Lo que más valoro del libro es que se reviva esta historia clásica, pues la autora se esmera mucho en que su libro siga los mismos sucesos que transcurren en Frankenstein y justifica los que no se ven. De alguna forma, al terminar quedamos con la sensación de que podría ser perfectamente el otro lado desconocido del clásico. La importancia de Frankenstein es que se considera el inicio de la ciencia ficción, un hecho no menor que fue llevado a cabo por una adolescente de 16 años. Así es, una adolescente fue la creadora de la ciencia ficción, un género que hasta ahora parece ser dominado casi exclusivamente por hombres (por suerte cambiando poco a poco). El nombre de Mary Wollstonecraft Shelley tiene que ser recordado porque su mismo esposo la menospreció, porque su tiempo la obligó a no usar su nombre en un inicio por ser mujer, porque autores reconocidos como Lord Byron se adjudicaban parte solo por ayudar a crear la instancia en la que nació la obra. Frankenstein es una maravilla que nos habla de nosotros, de nosotros como monstruos que juegan a ser Dios y de nosotros como una criatura intentando entender el entorno y buscando amor de forma desesperada. Si les gustó este libro, tienen que darle una oportunidad.

Es por esto que El oscuro descenso de Elizabeth Frankenstein nos trae de vuelta este clásico que originó la ciencia ficción desde el punto de vista de una adolescente dispuesta a todo para sobrevivir. Con personajes oscuros que nos hacen dudar no solo de ellos, sino que de las decisiones que tomaríamos en sus situaciones.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Kiersten White
Editorial: Zig Zag – Sello VR YA
N° de páginas: 344
Precio: $9.235 + IVA
ISBN13: 9789877474572
Idioma: Español

Kiersten White (Estados Unidos, 1983)-. Autora best seller de The New York Times, reconocida por su sagas Hija de las tinieblas y Paranormal, entre otras. Vive con su familia cerca del océano en San Diego donde, a pesar de su perfección, sueña con lugares lejanos y tiempos aún más distantes. El oscuro descenso de Elizabeth Frankenstein es su nuevo libro retelling siniestro del clásico de Mary Wollstonecraft Shelley.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES