SINOPSIS: Chile se seca a velocidad vertiginosa. Pero se trata de una sequía selectiva. En Petorca, región de Valparaíso, miles de personas racionan su consumo diario, mientras extensas plantaciones de paltos demandan miles de litros para alimentar el negocio del «oro verde».En esta investigación de tres años, las autoras indagan en este escenario de escasez desde su aparatoso origen en una ley amarrada por la dictadura cívico-militar, que convirtió a Chile en el único país donde el agua es un «bien de mercado», y profundizan en cómo estos privilegios son hasta hoy celosamente defendidos por los poderosos.

Chile es el único país del mundo que tiene sus aguas privatizadas. Una situación que viene derivada desde un Código de aguas y una Constitución creadas en dictadura y que ha resultado, luego de solo 40 años, en un Chile que se está secando y que tiene problemas para abastecer de agua a sus propios ciudadanos, a pesar de tener una de las mayores reservas de agua dulce del mundo.

En general la ciudadanía sabe esta situación, sabemos que las aguas pertenecen a unos pocos y que entre esto y la sequía que viene arrastrando el país hace casi una década nuestras reservas de agua están peligrando y son casi inexistentes en muchos lugares. Es cosa de ver la laguna Aculeo o la situación de Petorca, ambas bulladas experiencias de desabastecimiento de agua.

Las autoras hacen un recorrido de principio a “fin” de la situación, al menos hasta el momento actual, desde cómo se distribuyeron estos beneficios, gran parte de ellos de forma gratuita, y cómo se fueron transando para quedar en manos de: mineras, en el norte de Chile; forestales y agricultores, en el centro, y termoeléctricas en el sur. Todo sumando grandes cantidades de dinero transable.

Por otro lado nos hablan del Código del agua y de cómo se ha manejado desde el trasfondo político, una situación que se ha visto entorpecida principalmente porque muchos de los políticos o sus familiares y cercanos son los que tienen la propiedad de las aguas. Con un claro conflicto de intereses que ha sido pasado por alto al menos en el Congreso y en Ministerios, se vuelve obvio que no va a existir un cambio radical de la situación a menos que haya un ente externo o sin este conflicto que los fiscalice y regule.

El negocio del agua es un libro que nos muestra la realidad del agua en Chile, un libro que no deja de lado ninguno de los puntos que nos tiene en esta situación y que transparenta una situación que ni siquiera el Estado comprende a cabalidad.

 

Autor: Tania Tamayo y Alejandra Carmona
Editorial: Ediciones B – Penguin Random House
N° de páginas: 232
ISBN13: 9789566056065
Idioma: Español
Precio: $12.000

Tania Tamayo Grez es periodista, titulada de la Universidad de Chile, y magíster en Comunicación Política de la misma universidad. Trabajó seis años en The Clinic y ha colaborado en distintos medios de comunicación como revista Paula, Rocinante y CIPER. Paralelamente, se ha desempeñado como guionista en el área dramática de TVN y en distintas producciones audiovisuales. Es docente de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. En 2012 publicó el libro Caso Bombas, la explosión de la Fiscalía Sur.
Alejandra Carmona López es periodista de la Universidad Andrés Bello y diplomada en Periodismo de Investigación Ciper-UDP. Ha trabajado en La Nación Domingo, Radio Chilena, Radio Cooperativa, La Tercera y El Mostrador, además de colaborar en revista Paula. En 2009 ganó la categoría Excelencia Periodística del Premio Pobre el que no Cambia de Mirada. Ha sido finalista, en tres ocasiones, del Premio Periodismo de Excelencia (PPE), de la Universidad Alberto Hurtado; y en 2014 fue finalista del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo como coautora del reportaje A 40 años del golpe: los niños violentados. Actualmente es docente del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) de la Universidad de Chile.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES