SINOPSIS:

Tras El problema de los tres cuerpos y El bosque oscuro, la tensa espera de la humanidad concluye ahora con un último episodio, tan extraordinario como los anteriores, lleno de ideas electrizantes y una calidad de obra maestra.

Ha pasado medio siglo de la batalla del Día del Juicio Final y la Tierra goza de una prosperidad sin precedentes gracias al conocimiento transferido por Trisolaris. Mientras la ciencia humana avance y los trisolarianos adopten la cultura terrícola, ambas civilizaciones podrán convivir sin temor a ser destruidas. Pero con la paz la humanidad se ha vuelto autocomplaciente. Después de una larga hibernación, Cheng Xin, una ingeniera aeroespacial de comienzos del siglo XX, despierta en esta nueva era. Su mera presencia, sumada a cierta información sobre un proyecto olvidado desde el principio de la Crisis Trisolariana, podría alterar el frágil equilibrio entre ambos mundos… ¿Alcanzará el ser humano las estrellas, o morirá en su cuna?

Me gusta leer finalmente trajo a Chile la última parte de la trilogía que inició con El problema de los tres cuerpos y continuó con El bosque oscuro llamada: El fin de la muerte. El ansiado desenlace de una de las mejores trilogías de ciencia ficción que se ha escrito. En esta reseña no habrá spoilers de este libro, pero sí de los anteriores, así que si no los han leído y tienen ganas de hacerlo no sigan leyendo.

La Tierra y Trisolaris se encuentran en un frágil equilibrio gracias al descubrimiento de Luo Ji de la teoría del bosque oscuro y la amenaza de exponer su planeta al resto del universo. La humanidad es próspera porque confían en esta supuesta estabilidad, además, han pasado 50 años desde la batalla del Día del Juicio Final y desde entonces los trisolarianos han compartido conocimientos con los humanos que nos han permitido grandes avances. Como se deben imaginar esta supuesta paz con Trisolaris se ve puesta en peligro lo que llevará a la humanidad a buscar nuevas alternativas de supervivencia, algunas que podrían involucrar romper ciertas leyes de la física que siempre creímos inflexibles. Al igual que los otros libros tenemos a un humano como hilo conductor de todos los hechos que se van sucediendo, en este caso es una mujer llamada Cheng Xin. Hay mucho que decir sobre ella, sobre su personalidad y sus acciones, pero para hacerlo simple Cheng Xin es ese lado humano que queremos preservar en nosotros. La bondad, la inocencia y la esperanza de que las cosas saldrán bien. El hacer lo correcto, porque es lo correcto. La responsabilidad que lleva el respeto hacia la vida humana en su totalidad y no solo la supervivencia.

Si llegaron a este libro saben que es ciencia ficción dura. La ciencia, en especial, la física es fundamental y los distintos avances como el proceso por el que llegaron a ellos es relatado casi con detalle. En esta entrega esto es llevado al límite de la imaginación, al punto de que habrá mucho que será hasta difícil de visualizar y quedará más como una sensación que una imagen en sus cabezas. El fin de la muerte es un libro épico, ya no solo habla de avances o de una inminente invasión alienígena, aquí ya entramos a reconocer nuevas eras de la humanidad e incluso del universo. Creo que es imposible que Cixin Liu llevara este libro más al extremo de lo que ya lo hizo.

Confieso que se hace muy difícil hablar del libro sin dar detalles y, aun con estos, sería complejo decir por qué me parece tan espectacular como lo hago sonar. Sin embargo, al terminarlo quedé exhausta con la sensación de que recorrí millones de años luz y que viví miles de millones de años. Algo similar a ver 2001: Odisea del espacio.

¿Eso significa que la recomiendo a todo el mundo? La verdad es que no. Considero útil tener nociones básicas de física (conceptos como gravedad, curvatura del espacio, energía, fuerzas, relatividad, etc.) para que cada nuevo descubrimiento tenga el efecto deseado. Si no entienden lo que implica la velocidad de la luz, para ustedes no tendrá mayor significado que se quiera intentar modificar, por ejemplo. Esto puede llevar a que mucho en vez de ciencia y de avances, pase a ser prácticamente magia y con esto pierde el aspecto científico espectacular que tiene el libro. Claro que si aun así quieren leerlo, les aviso que puede resultarles algo pesado, pero están más que invitados a intentarlo porque vale la pena.

Para terminar no me queda más que alabar El fin de la muerte, la trilogía ya tenía muchas expectativas encima y, aun así, logró dejarme por completo anonadada con lo que encontré en sus páginas. El final que sus predecesores merecían (y el único que podía existir, en realidad) y con esto la consolida dentro de lo mejor de la ciencia ficción. Un viaje por el espacio y el tiempo que los llevará a los límites de su imaginación y del universo. Pero por sobre todo los llevará al límite de la humanidad y lo que nos hace humanos, ¿hasta dónde somos capaces de llegar? ¿hasta dónde deberíamos hacerlo? Lo mejor que he leído en el año hasta ahora.

Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.

Autor: Cixin Liu
Editorial: Me gusta leer – Sello Nova
N° de páginas: 736
ISBN13: 9788417347017
Idioma: Español
Precio: $18.000

Liu Cixin (República Popular China, 1963).- Escritor chino de ciencia ficción, ganador de ocho premios Galaxy y una vez del premio Nébula y Hugo. Considerado entre los más prolíficos y reconocidos de China. Liu creó un nuevo tema clásico en la ciencia ficción china y sus escritos están enfocados, principalmente, en el rol de China en un mundo futuro.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES