SINOPSIS: El Premio Clarín 2017 fue otorgado a esta novela mayor, una sólida y escalofriante pesadilla futurista en la que el canibalismo es legitimado en gran parte del mundo a causa de un virus que afecta a los animales y resulta mortal para los seres humanos. ¿Qué resto de humanismo puede caber cuando los cuerpos de los muertos son cremados para evitar su consumo? ¿En qué lugar queda el vínculo con el otro si, de verdad, somos lo que comemos? En esta despiadada distopía -tan brutal como sutil, tan alegórica como realista-, Agustina Bazterrica inspira, con el poder explosivo de la ficción, sensaciones y debates de suma actualidad.

Las distopías han alcanzado un nivel de popularidad importante. Siendo la mayoría de las recientes escritas para un público juvenil, dejan un poco de lado el horror al que nos podemos ver enfrentados ante un cambio radical en nuestra sociedad. Porque una de las cosas que nos enseñan es que el ser humano es un ser plástico y que, ya sea en pos de la supervivencia o del egoísmo propio de la especie, va a adaptarse ante la realidad que le pongan por delante para seguir siendo el rey del mundo.

A pesar de lo extrañamente contingente que se vea esto, la premisa del libro comienza dando a conocer que hubo una pandemia. Ahora mismo todos tenemos un conocimiento importante de lo que significa esa palabra, sin embargo, la diferencia fundamental en esta ficción es que esta afectó a todos los animales e hizo que ninguno de ellos pudiera ser consumido, para posteriormente ir sacrificándolos y quedarnos sin suministro de carne animal. Como consecuencia, los humanos empezaron a consumir otros humanos.

Nuestro protagonista conoció el mundo antes de la pandemia y trabajaba en una planta procesadora de carne, un trabajo que lo deja en la primera línea de esta transformación del mundo. De su mano vamos viendo cómo se produjo el proceso de cambio, así como también la separación de estos humanos de consumo. Adicional a esto, debido a su trabajo, vamos viendo varios (suficientes) de los procesos y usos que se le hace/da a la carne en nuestra sociedad. Ya sea animal o humana, el proceso se mantiene más o menos igual y la cruda realidad no se suaviza en las páginas de este libro.

A pesar de que existen varias aristas que analizar, el libro nos lleva por la indecisión constante del protagonista en definir si esta separación de humanos libres y humanos de consumo es suficiente, es real o, inclusive, si le importa del todo o no. Vamos viendo sus reacciones ante algunos animales silvestres y, el punto de inflexión, ante una hembra que le regalan en su posición de poder.

Si bien la autora tiene clara su postura ante la ficción que crea en este libro, da muchas pautas para que te cuestiones constantemente tu propia postura y la del protagonista. De cierta manera, no es un protagonista con el que puedas sentirte identificado del todo, incluso desde un principio, a pesar de que su ambigüedad ante la realidad sí representa lo que muchos viven a diario ante otras situaciones y terminas cayendo en la realización de que sí existe una postura.

En Cadáver exquisito nos enfrentamos a una realidad que nos choca desde un principio, que nos hace plantear una postura, que la cuestiona y cuestiona nuestra realidad en cada paso. Un libro con el que no puedes quedar indiferente.

 

Autor: Agustina Bazterrica
Editorial: Alfaguara
Saga/Autoconclusivo: Autoconclusivo
N° de páginas: 256
ISBN13: 9789877386943
Precio: $14.000

Agustina Bazterrica nació en Buenos Aires en 1974. Es licenciada en Artes (UBA). Publicó las novelas Matar a la niña (2103) y Cadáver exquisito (Alfaguara, 2017; Premio Clarín Novela), que dio lugar a numerosas traducciones, presentaciones en festivales y ferias del libro, lecturas en escuelas y en distintos eventos del país y del extranjero; fue publicado en Francia, Finlandia, Alemania e Inglaterra y próximamente lo será en Estados Unidos, Taiwán, Arabia Saudita y Holanda, entre otros países.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid OAuth access token.

Facebook

COLABORADORES