SINOPSIS: El mundo está loco, Dione. Sería todo tan sencillo si los humanos tuviesen un objetivo en su vida, como yo. Por eso me siento feliz. Solo cumplo con mi deber: darle placer a mi humano. Con eso, me siento completa. No necesito ser libre.

En un mundo herido por el cambio climático, la guerra y los gobiernos ultranacionalistas —recientemente caídos en desgracia—, Ulises, un huacho de dieciséis años que vive en una hacienda, roba una muñeca afrodita, una ginoide inteligente creada para satisfacer los deseos de su dueño. Mientras busca su espacio en un Chile donde prevalecen las grietas sociales, la robot trastoca la vida de Ulises, de su hermana, de dos detectives y de una ejecutiva de la multinacional que fabrica las afroditas.

Desde hace algunos años que Triada Ediciones ha irrumpido en el mundo editorial a nivel nacional. Enfocados en publicar libros de calidad, han destacado con diferentes títulos que han ido cambiado la perspectiva de la literatura en nuestro país, aportando con autores e historias que habrían pasado mucho más desapercibidos de otra manera, o simplemente no hubiesen podido ser publicados.

En el caso de Afrodita no pinta al amanecer, nos traen una historia que se enfoca en un Chile futuro, uno que no ha variado por completo el modelo que vivimos actualmente, pero que ha avanzado en tecnología –a la par que el resto del mundo– y que, gracias a ello, tiene a varias Inteligencias Artificiales disponibles y en el mercado. Y así mismo nos presenta a unos protagonistas que podemos encontrar poco convencionales: un poeta que busca su primer amor, una inteligencia artificial única en su clase, una ingeniera sin título y un par de detectives a los que no les va bien eso de seguir las reglas.

Estos protagonistas nos hacen tener diferentes perspectivas, nos muestran mundos diferentes desde su propio punto de vista y gracias a ellos tenemos un panorama mucho más completo de lo que va sucediendo en la historia y, así mismo, en sus sentimientos y opiniones. Por supuesto que unos nos caerán mejor que otros, pero desde nuestra propia visión podemos ir contrastando lo que pensamos nosotros sobre lo que va sucediendo.

Si bien la forma en que se narra la historia es cercana y hasta simple, rápidamente podemos ver que nos hará adentrarnos en temas que no lo son tanto. A modo de novela policiaca vamos entendiendo las diferentes aristas de un problema que a primera vista parece comercial, pero que en otra instancia se relaciona con la percepción misma de humanidad, tanto de forma legal como por nosotros como humanos.

Por otra parte, la narración nos hace creer que de alguna manera el caso policial es lo importante, sin embargo, es fácil notar que es solo el hilo conductor de una trama que se pasea por diferentes temas que son contingentes y que, al parecer, siempre lo serán con los seres humanos, como la discriminación, el clasismo, la pobreza, la desigualdad, los prejuicios y tantos otros. A pesar de ello, es fácil dejarse llevar por este relato, mantiene el equilibrio entre los temas tratados –aunque algunos podrán pensar que se tantean muchos sin llegar a profundizar del todo en ninguno– y la coherencia de una trama que podría fácilmente desbarrancarse para cualquier lado.

Como la clásica ciencia ficción, el libro nos hace analizarnos como sociedad y como seres humanos: qué nos hace ser lo que somos, cómo nos podemos diferenciar de una super inteligencia que evoluciona y que es incluso mejor que nosotros haciendo lo que hacemos. Y, a pesar de que no obtendremos las respuestas en el relato, sí nos hace repensar nuestras propias respuestas a estas preguntas y cuestionarnos nuestras creencias.

Afrodita no pinta al amanecer nos regresa a la ciencia ficción clásica en una realidad que, aunque no igual, sí se asemeja bastante a la que conocemos. Una historia que parece policial, pero que esconde varias preguntas que nos harán cuestionar nuestra propia visión del mundo en el que vivimos.

 

Autor: Jorge Román
Editorial: Triada Ediciones
N° de páginas: 250
ISBN13: 9789569362200
Idioma: Español
Precio: $14.000.-

 

Jorge Román Ferrando (Santiago, 1978). Veterano de talleres literarios, colaborador de Etilmercurio, estudiante de filosofía de las ciencias y dungeon master eterno. Sueña con colonizar Marte, explorar una exo-tierra y viajar en Tardis. Ha sido vendedor de entradas en un cine, profesor de lenguaje, editor, periodista, escribir de cartas para la expresidenta Michelle Bachelet y mochilero.

 

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES