SINOPSIS: Brandon es un neoyorquino de treinta y pico de años con dificultades para la intimidad con las mujeres pero al mismo tiempo es adicto al sexo y tiene relaciones compulsivamente. En general, siempre citas ocasionales o romances condenados al fracaso de antemano. Cuando Sissy, la caprichosa hermana menor de Brandon y una prometedora cantante, aparece en su casa sin previo aviso y se instala allí, su estilo de vida tan particular y aislado, colapsa y al mismo tiempo, afloran recuerdos del doloroso pasado familiar en común. Tratará de escapar de los reclamos de su hermana y de las memorias que le trae, hundiéndose en lo más oscuro de Nueva York.

Con Shame no puedes quedarte a medias, o la amas o la odias, la intensidad de las imágenes y el ritmo de la película te llevan a notar de inmediato que es británica. Si buscáramos alguna película que reflejara bien su género sería ésta, el drama es palpable a través de la pantalla, al punto que al final de la película respiras profundo para tratar de salir de ese mundo en el que te envuelve.

Pausada, pero con un significado claro detrás de cada escena te va contando la historia de Brandon (Michael Fassbender), un neoyorkino que ronda en los treinta y tantos con una adicción absoluta por el sexo.  Las primeras escenas nos introducen en su vida, se desenvuelve entre un trabajo de ejecutivo y su departamento con lujos y comodidades. Pero eso no es todo, todas las noches se las arregla para seducir y tener sexo con una mujer distinta sin llegar a comprometerse con ninguna de ellas, mantiene su privacidad y su vida solo para él mismo.

La rutina se interrumpe cuando llega su hermana, Sissy (Carey Mulligan), un personaje que contrasta por completo con Brandon. Para ella la vida es un drama y sus emociones están a flor de piel. Artista, bohemia, llega a desordenar la vida de su hermano a un nivel insospechado para ella.

Ante la visita inesperada, Brandon se ve obligado a cambiar su rutina. De aquí en adelante todo se vuelve vertiginoso, los roces de convivencia con su hermana nos muestran una relación de amor/odio que afecta el automatismo de su vida, y junto con los problemas en la oficina desatan el caos en su mundo. Es imposible no caer con él, no verte reflejado en la compulsión y la amargura que lo llevan a luchar en contra de sus instintos.

Shame es una película interesante, el protagonista, sin mucho diálogo, logra hacerte notar cada emoción e impulso que lo inclina a desarrollar la historia, no es de extrañar la cantidad de nominaciones que tiene en festivales.  La fotografía y ambientación solo logran apoyar aún más el tono de la película, haciendo que nos enfoquemos por completo en el protagonista.

Tal vez el ritmo no es tan ágil como una película de acción, y si te gusta el prototipo de películas norteamericana, con mucho efecto y explosiones, mejor no vayas a verla. Es una película de emociones, de introspección, de drama, llegando al punto de hacerlo su característica más distintiva.

 

Director: Steve McQueen
País: Inglaterra
Protagonistas: Michael Fassbender y Carey Mulligan
Año: 2011
Duración: 1h 41m.

 

[youtube]SkzPqLFBSy8[/youtube]

 

 

 

5 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Instagram has returned empty data. Please authorize your Instagram account in the plugin settings .

Facebook

COLABORADORES