Cuando me entere que debía ir a ver esta película me emocione, primero por la participación de Meryl Streep, segundo por la participación de Tomy Lee Jones y de paso también por la participación de Steve Carell, tres grandes actores. Hablo de la película “Hope Springs” o en latino “¿Qué voy a hacer con mi marido?” (Me quedo con Hope Springs), dirigida por David Frankel el cual me hizo llorar con Marley y yo (Película del perrito y del chico de la nariz torcida, Owen Wilson).

Sinopsis: Después de más de treinta años de matrimonio, una pareja (Meryl Streep y Tommy Lee Jones) se somete durante un fin de semana a una sesión de asesoramiento intensiva, de modo que en unos días tendrán que decidir si siguen adelante con su matrimonio o si se divorcian.

Entre a la sala y me acomode, me eche para atrás, tome de mi juguito light de naranja y me quede mirando la pantalla. Pensé en que vería una película llena de emoción y de risas, una buena comedia romántica y con bastante drama (No como las de aquel actor que ahora aparece en Two And a Half Man) y no me equivoque.

El solo hecho de ver a estos tres grandes en pantalla hizo que un escalofrió recorriera mi cuerpo (O tal vez era porque la chica de mi lado estaba buena). Es una película con bastante drama y bastante cruda, pero a la vez conmovedora y graciosa. Contiene escenas y diálogos un tanto subiditos de tono, pero pasan piola (pero si eres de los que al ver una escena media 1313 se pone tímido, mejor salte de la sala rápidamente). La película en sí, trata sobre el re-descubrimiento del amor y de ese fuego que por el tiempo se va perdiendo en la pareja (Me han dicho), del compañerismo y de uno de los problemas que siempre escucho en las parejas; la rutina.

Uno de los únicos problemas que creo que tuvo la película, fue que la banda sonora no fue muy acertada. En ciertas escenas hubiera preferido no escuchar la música de fondo, ya que me desconcentraba (Al igual que la chica a mi lado).

El director David Frankel en esta cinta, volvió a emocionarme (No tanto como la del perrito si), y le daría felicidades al hacer una película totalmente diferente a las típicas comedias románticas Hollywoodenses de adolescentes que tienen sexo y se enamoran y todos son parecidos a Ashton Kutcher.

En resumen, una película romántica que no cae en lo cursi, cargada de drama y con bastante contenido sexual el cual da pase a algunas carcajadas en el público. Una película que volvería a ver y llevaría a mis padres para ver si se sienten identificados.

[youtube]FXnR4EjopsI[/youtube]

4 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES