Pages Navigation Menu

[Review de Cine] Moonrise Kingdom

SINOPSIS: Ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra, en el verano de 1965. Cuenta la historia de una chica y un chico de doce años que se enamoran, hacen un pacto secreto y se escapan a terrenos selváticos e inexplorados. Cuando varias autoridades intentan perseguirles, se forma una violenta tormenta en la costa y la comunidad de la pacífica isla se verá trastornada irremediablemente.

Son contados los directores de cine que se reconocen por seguir un estilo de películas característico, entre los más conocidos podemos nombrar a Tim Burton y Quentin Tarantino, sin embargo, no son los únicos. Wes Anderson también cuenta con una visión propia del cine y lo demuestra en todas sus cintas, en esta ocasión, con su séptima película nos muestra una historia que a momentos es hilarante y otras bastante melancólica.

Con una ambientación en los años ’60 nos muestra un mundo ligeramente aislado, que no puedes ubicar por completo en ningún lugar ni tiempo, a pesar de nombrarlo específicamente en la misma historia. En general se podría definir como un mundo bizarro, donde los niños muestran una madurez que no es natural y raya en lo absurdo mientras los adultos poseen una inseguridad o indecisión notable que afecta, de alguna manera, la línea de acontecimientos.

Los protagonistas Sam (Jared Gilman) y Suzy (Kara Hayward) encajan por completo en este mundo que se crea, mostrando la dicotomía de, por una parte ser solo niños y por otra actuar como adultos. Y, a pesar de ser su primera película, se nota que tienen –o tuvieron- una introducción apropiada a los personajes, logrando una buena proyección de ellos a través de la pantalla.

Desde el lado de los adultos podríamos decir que Edward Norton se roba la película, con un papel que muestra una emocionalidad casi desmedida balanceándose con la responsabilidad de un adulto a cargo de un grupo de niños logra una empatía clara con el público. Bruce Willis, Bill Murray y Frances McDormand no llegan tan hondo en los roles que llevan, sin embargo, no recae toda la culpa en ellos, sino más bien en el guión.

Por otra parte, la ambientación y la producción –específicamente la banda sonora- están hechas con esmero, con un cuidado tal que llama la atención dentro de la trama misma. Con muchos silencios de por medio, es fundamental prestar atención a estos aspectos ya que complementan la historia y, muchas veces, son incluso más importantes.

No es una cinta que será popular, sin embargo, ya estuvo en cartelera en el SanFic8 con dos funciones. Fue presentada en el Festival de Cannes, con muy buenas opiniones de la crítica especializada, pero a pesar de esto, todos sabemos que los críticos tienen gustos extraños de vez en cuando. Si van a verla, quédense a ver los créditos, tendrán un lindo espectáculo auditivo.

Director: Wes Anderson
Protagonistas: Jared Gilman y Kara Hayward
Año: 2012
País: USA
Duración: 1 hr. 34 min.