SINOPSIS: Una pareja estadounidense que no está pasando por su mejor momento acude con unos amigos al Midsommar, un festival de verano que se celebra cada 90 años en una aldea remota de Suecia. Lo que comienza como unas vacaciones de ensueño en un lugar en el que el sol no se pone nunca, poco a poco se convierte en una oscura pesadilla cuando los misteriosos aldeanos les invitan a participar en sus perturbadoras actividades festivas.

Ari Aster (Hereditary) vuelve a la pantalla grande con una nueva cinta de horror llamada Midsommar. En ella conocemos a un grupo de universitarios que va a Suecia a presenciar un festival de verano. Entre ellos, Dani es una chica que de forma reciente perdió a toda su familia y todavía está luchando con el duelo, mientras que Christian es su novio, el que está algo cansado de lidiar con el dolor de Dani. Ambos creen que este viaje puede ayudarlos. 

Cuando llegan a la comunidad descubren que es un lugar apartado con sus propias costumbres y reglas que no logran entender del todo. A pesar de la apariencia extraña se quedan porque son bien atendidos y algunos están ahí trabajando en sus tesis. Sin embargo, poco a poco empiezan a suceder cosas que no tienen explicaciones.

Midsommar no es una cinta típica de terror que nos llena de escenas con saltos y apariciones de la nada. Por el contrario, mantiene un ritmo calmado que no pretende asustarnos, pero sí perturbarnos, ponernos incómodos y sin saber bien cómo sentirnos. Hay una tranquilidad trastornada en la gente de la comunidad y eso es lo que nos hace sentir incómodos, la completa seguridad de que están haciendo lo que creen mejor para ellos y que llevan haciendo durante años. 

En la película encontraremos escenas perturbadoras y otras que pueden resultar confusas. En especial con la relación de Dani y el cómo ella se va relacionando con todos, porque de forma extraña es una gran metáfora de cómo buscamos amor y consuelo en relaciones que ya no lo dan y sobre el aprender a dejar ir aquello que nos hace daño. A veces sanar, duele.

No es una película para todos, eso está claro. Si les gustó Hereditary, es probable que esta también lo haga. Mantiene el ritmo, las escenas perturbadoras y la idea de un grupo de personas apegadas a algún tipo de creencia. Si son más del estilo de La Monja, esta cinta además de confusa puede aburrirles.

Finalmente, Midsommar es una cinta de horror psicológico, que si bien no busca asustar, sí que busca producir emociones fuertes. Es incómoda y perturbadora. Llena de simbolismos, grandes escenas y una fotografía brillante y clara que parece no concordar con su temática.

Director: Ari Aster.
Elenco: Florence Pugh, Jack Reynor, Will Poulter, William Jackson Harper, Ellora Torchia, Archie Madekwe, Vilhelm Blomgren, Julia Ragnarsson, Anna Åström, Anki Larsson, Lars Väringer, Katarina Weidhagen van Hal, Isabelle Grill.
Año: 2019.
País: USA – Suecia
Duración: 2 hr. y  25 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES