SINOPSIS: miles de años después de que la civilización haya sido destruida por un evento cataclísmico, la humanidad se ha adaptado a una nueva forma de vida. Enormes ciudades en movimiento deambulan por la Tierra depredando pueblos de tracción más pequeños. Tom Natsworthy que proviene de un nivel inferior de la gran ciudad de Londres, se encuentra luchando por su propia supervivencia después de que se topa con la peligrosa fugitiva Hester Shaw. Dos opuestos, cuyos planes nunca debieron cruzarse, forjan una alianza que está destinada a cambiar el curso del futuro.

Este jueves llega a carteleras chilenas: Máquinas Mortales. La adaptación del libro homónimo del que pueden encontrar la reseña de las tres primeras partes. A grandes rasgos trata sobre un mundo devastado por la guerra ocurrida siglos atrás. Lo que provocó que las ciudades se vean obligadas desarrollar ruedas para enfrascarse en una perpetua búsqueda de recursos. En este mundo frenético nuestros protagonistas, Tom y Hester, se verán obligados a viajar para poder cobrar venganza del villano que intentó atentar contra sus vidas.

El ambiente es precioso. Es realmente original y espectacular, con grandes yermos por consecuencia de la guerra, inmensas ciudades y pueblos móviles con aspecto único que las recorren. Un ejemplo de esto es la gran cantidad de detalles que posee la ciudad del protagonista, Londres. Desde su bandera dibujada en sus fauces mecánicas, los monumentales leones a los costados y la gran iglesia coronando la cima, esta vasta ciudad depredadora impone miedo y respeto a cualquier poblado desprevenido en su camino.

Otro aspecto a destacar es su historia. El universo de Máquinas Mortales es bastante especial al combinar steampunk con un mundo devastado por la guerra, donde grandes ciudades se depredan y consumen unas a otras. El viaje que realizan nuestros protagonistas muestra varios lugares visualmente hermosos. Sin embargo, hay bastantes aspectos poco hablados y que se pudieron aprovechar más en la película, como los piratas y la comercialización de esclavos, la gran metrópolis aérea de comerciantes, los cuales poseen su propio idioma, y el paraíso escondido detrás del Muro de escudos, Shan Guo, junto con la gran diferencia ideológica entre el Darwinismo municipal y la Liga Antitracción.

Los personajes están bien, algunos de ellos son carismáticos y queribles, pero este no es el caso del villano. Valentine no destaca como villano en ningún aspecto. El personaje es tan carente de fondo como sus motivaciones mismas, llegando a un punto tan confuso en el que no sabes si solo desea poder o siente un profundo odio hacia la Liga Antitracción. Sea como sea, el personaje se desperdicia al volverse un megalómano cliché. 

En resumen, Máquinas Mortales es una película entretenida y visualmente preciosa con un universo atrayente y llamativo, pero que pudo aspirar a más.

Director: Christian Rivers.
Elenco: Robert Sheehan, Hera Hilmar, Hugo Weaving, Jihae, Ronan Raftery, Leila George.
Año: 2019.
País: USA.
Duración: 2 hr. y 8 min.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES