Pages Navigation Menu

[Review de cine] La Bella y la Bestia

SINOPSIS: La Bella y la Bestia es una adaptación live action del clásico animado de 1991. Esta nueva versión retoma los personajes clásicos del cuento inmemorial adaptándolos al público actual, pero manteniéndose fiel a la música original actualizada con varias canciones nuevas. “La Bella y la Bestia” es el viaje de fantasía de Belle, una joven hermosa, lista e independiente a la que una bestia hace prisionera en su castillo. A pesar de sus temores, se hace amiga de los habitantes encantados del castillo y aprende a ver más allá del espantoso aspecto de la Bestia y descubre que en su interior está un gran corazón, él del verdadero príncipe.

Veintiséis años después del clásico original de Disney, que fue el primer largometraje animado en ser nominado a Mejor Película en los Oscars, llega la versión live action. Disney hace unos años nos tiene acostumbrados a esta nueva ola de versiones con personas de sus películas clásicas (ya lo hizo con La Cenicienta y El Libro de la Selva) y si algo aprendió de Maléfica es que el público quería ver la misma historia que en sus versiones animadas, no una más oscura.

Es así que en La Bella y la Bestia nos encontramos con los mismos personajes de los que nos enamoramos siendo más jóvenes, como Lumière (Ewan McGregor) o Cogsworth, Dindón en América Latina, (sir Ian McKellen). Además, por supuesto, Belle interpretada por la querida Emma Watson (saga Harry Potter, Las ventajas de ser un marginado) y la Bestia por Dan Stevens (Downton Abbey, Legion).

Primero quiero recalcar los aspectos visuales de la película, están muy bien llevados a cabo y el trabajo de vestuario es impecable. Esta vez, Disney decidió mantenerse en la época que le corresponde a la historia, Francia alrededor de 1700, con grandes vestidos, pelucas y rostros completamente maquillados (tanto para hombres como para mujeres), claro que esto es para la alta sociedad y las fiestas. No se pueden olvidar los detalles con los que crearon a los personajes animados, en los que aunque tienen ese toque de vida, se nota claramente lo que son, sus características antropomórficas fueron diseñadas en función de su condición de objeto.

Emma Watson como Belle es un acierto, la verdad es que por momentos se pierde a la Belle que tenemos en la cabeza para dar paso a esta interpretación de Watson. Se nota que hay un gran aporte de su parte en la reinterpretación del papel. Sin embargo, sigue teniendo las mismas características que la llevaron a destacar como de las primeras princesas Disney que no eran solo eso (técnicamente Belle es princesa por matrimonio, no de nacimiento). Algo que se ha comentado mucho y sí es cierto es que podrá ser muy buena actriz pero el canto no es lo suyo, así que si la ven en su versión subtitulada no esperen encontrar una hermosa voz que los lleve a las lágrimas ya que no será así. No es una tortura escucharla, pero por momentos me ponía nerviosa que no fuera capaz de llegar a las notas.

Soy de las que en un comienzo no les convenció Dan Stevens como la Bestia. Sin embargo, tengo que admitir que hace un gran papel. Esta vez no vemos solo a la Bestia gruñona que luego anda como perrito tras de Belle, sino que vemos al príncipe malcriado y altanero que sin darse cuenta se enamora de ella. Toda la caracterización de la Bestia es asombrosa, porque en su rostro no tenemos problemas a la hora de leer sus emociones y no resulta difícil empatizar con ella.

Por otro lado, quien sí que es idéntico a la versión animada es Gaston interpretado por Luke Evans (El hobbit, Drácula), quien tiene ese mismo egocentrismo y carisma que recordábamos. A Evans parece quedarle el papel como guante, porque al verlo actuar o cantar la imagen de la original es prácticamente igual. Además, en una opinión muy personal, se nota que disfrutó mucho haciendo el papel. Se le veía divertido y completamente entregado a él.

Igualmente, quisiera destacar al polémico personaje de LeFou interpretado por Josh Gad (Frozen, De amor y otras adicciones). Como deben saber es el primer personaje abiertamente homosexual en una película de Disney y ha causado cierto revuelo en algunos países, por ejemplo, en Rusia decidieron clasificar la película no apta para menores después de que Disney decidiera no eliminar escenas de este personaje para permitir su proyección (bien hecho, Disney). Ahora, es importante aclarar que si tenían en la mente a ese tipo gordito y narigón que solo seguía a Gaston y era igual de malvado, deberían quitárselo. La actuación de Josh Gad trae una reinvención de LeFou en la que no simplemente es un idiota siguiendo a su líder, sino que un hombre enamorado que intenta agradarle y permanecer a su lado a cualquier precio. No obstante, no es un ciego, se da cuenta de las atrocidades que comete su amigo y poco a poco va revaluando si vale la pena todo lo que hace. Tengo que confesar, que por momentos, su actuación sí que me parecía algo exagerada. De todos modos, dentro de toda la película, sin contar la evolución de la Bestia, es uno de los personajes que más madura con la historia y el mensaje que da es tan importante como el principal en la trama. 

Como hicieron con El libro de la selva (2016), esta versión live action soluciona ciertos vacíos que dejó la original, además, de responder preguntas que todos nos hicimos a medida que íbamos creciendo y seguíamos viendo la película. Cosas del tipo ¿por qué castigaron a todos si solo él era el malcriado? ¿Y la familia de los sirvientes? ¿Por qué había nieve en el castillo, pero no en la aldea de Belle? Todas esas preguntas son respondidas, asimismo se le agrega otro nivel de profundidad a la historia, por ejemplo podemos ver sobre la madre de Belle o de la anterior vida de Gaston. Son esos detalles, que si bien no cambian la historia que ya conocemos, nos aportan algo nuevo que hace que valga la pena crear una nueva versión de una película más que conocida.

Finalmente, los números musicales están muy bien hechos. Desde Gaston que es llevado a cabo solo por personas como Be our guest es prácticamente solo CGI, todos los números traen a flote esa nostalgia que lleva a sacar una sonrisa cuando las canciones suenan. Si bien en un comienzo las canciones nuevas me sacaron un poco de onda, me parece que están muy bien, tienen el espíritu de las antiguas, además de aparecer en escenas importantes (como cuando Belle se va del castillo a salvar a su padre), no solo están ahí para rellenar, sino que, como dije anteriormente, le agregan profundidad a la trama.

La Bella y la Bestia nos trae de vuelta ese clásico animado que conocimos de niños, con los mismos personajes entrañables y las canciones que conocemos de memoria. Pero también responde ciertas dudas que quedaron en su versión original, como agrega profundidad a los personajes, quitando ese lado puramente caricaturesco, y a la trama, explicando mejor los pasados de varios de ellos. Si viste la versión original y te encantó, no puedes perderte esta película. Por el contrario, si jamás la viste o no te convenció, de todos modos es una buena forma de darle una segunda oportunidad en una trama más compleja y sin vacíos.

Director: Bill Condon   

Elenco: Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Josh Gad, Ewan McGregor, sir Ian McKellen, Kevin Kline, Emma Thompson, Stanley Tucci, Audra McDonald, Hattie Morahan.

Año:2017

País: USA

Duración: 2 hr. 9 min.