SINOPSIS: Víctor Frankenstein es un niño que realiza cortos donde su perro Sparky es el protagonista, hasta que éste es arrollado por un coche. Unos días después a Víctor se le ocurre revivir a su perro por medio de la electricidad, ahora con el revivido animal, Víctor debe convencer a sus padres y a todo el vecindario que Sparky, a pesar de su nuevo aspecto monstruoso, aún sigue siendo el mismo de siempre.

Luego de mucho dar tumbos por todos lados, Tim Burton vuelve a sus orígenes. Llega a las pantallas con un proyecto actual, pero basado en un cortometraje que realizó él mismo en 1984, el que derivó, en ese entonces, en su despido de Disney.

Se ha generado mucha expectación en torno a la cinta, y es que, en realidad, luego de Alicia en el País de las Maravillas y, su más reciente, Sombras Tenebrosas, se esperaba bastante de un proyecto que se ve mucho más propio de su estilo inicial. Fue realizado con técnicas de Stop Motion, muñecos reales que caracterizan a los protagonistas, los que destacan por su estilo retro y su moda pseudo emo, y, ¿cómo no?, en blanco y negro, es decir, todo un clásico Burtoniano.

Los personajes principales en esta ocasión son un niño y su perro, quienes se ganan el cariño del espectador en el minuto en que aparecen en pantalla, es imposible quedar indiferente ante la amistad que se presenta, y ese mismo es el cometido del director.

Luego es imposible despegarte de la pantalla, la historia nos va presentando personajes que a pesar de parecer aterradores o incluso extraños, tienen personalidades totalmente opuestas, creando el contraste típico de las producciones de Burton. Claramente existe un mensaje detrás de cada personaje, o cada creación, y depende de cada quién descubrirlas o pasarlas por alto.

Respecto al 3D se puede decir que no es uno de los fuertes de la película, tal vez en un principio llama la atención, pero luego de un par de escenas pierde la importancia y uno ya no se fija más en él –a menos que te piquen los ojos y choques con los lentes al rascarte-.

No sé si la clasificación de terror está bien usada en este caso, o la de comedia, tiene un poco de ambos y, a pesar de los personajes y la ambientación, clasifica 100% para una película “Disney”. Definitivamente es para todo espectador, y también tendrá un mensaje, diferente o no, que llegue a niños y adultos.

De todas maneras es un imperdible de nuestra cartelera, con la calidad y experiencia que le imprime su director, pero no solo por eso, la historia, los personajes, todo el conjunto es algo que invita a verla, más de una vez incluso. Y mejor aún si van en estos días en que los muertos vivientes y las cosas tenebrosas llenan la cartelera.

Director: Tim Burton
Protagonistas: Charlie Tahan, Winona Ryder, Catherine O’Hara y Michael Short
Año: 2012
País: USA
Duración: 1 hr. 27 min.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=wHi7HRmxqWI[/youtube]

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES