SINOPSIS: Cuando un espíritu maligno decide inundar de miedo los corazones de los niños, los Guardianes Inmortales unen sus fuerzas para proteger los deseos, las creencias y la imaginación de los niños.

DreamWorks lanza el segundo estreno animado de este año (el primero fue Madagascar 3). En esta ocasión, con una historia bastante diferente a lo que nos tiene acostumbrados. Adaptada de la obra de William Joyce, Los Guardianes de la Infancia, nos trae a personajes que, a fin de cuentas, todos conocemos. Aunque tal vez no sean como los imaginábamos.

Y es que, como dice la misma película, cada uno de ellos tiene muchas capas, que esconden lo que realmente representan para todos nosotros. Las caracterizaciones de Santa Claus, el Conejo de Pascua, el Hada de los Dientes y Sandman, el creador de sueños, buscan no solo mostrar el cliché de lo que la gente ha querido mantener de ellos – lo que se ha traspasado de generación en generación – sino que muestran a personajes completos, con virtudes y defectos (más lo primero que lo segundo), con esperanzas, sueños y un objetivo.

Tal vez el personaje más real es el mismo Jack Escarcha, y aunque todos sabemos que aquí ni veremos la nieve, él es quien lleva todo el peso de la cinta y con quien sentiremos una mayor empatía. Más que nada porque él es quien está descubriendo su camino, además de enfrentar sus dudas y sus miedos.

No se puede negar que es una película infantil, que defiende la ilusión y la fantasía en estos días en que la realidad golpea demasiado fuerte y temprano en la mente de los niños. Sin embargo, también sirve para que los padres recuerden que más allá de los íconos mismos, ellos representan un valor, o más de uno, que son importantes en nuestra vida.

Desde un punto de vista más técnico se puede decir que la gráfica es impresionante, y que se puede seguir diciendo que DreamWorks es uno de los mejores creadores de animación del mercado. El 3D acompaña los efectos logrando que en más de alguna ocasión termines siguiendo los efectos más que la historia misma.

Un acierto para el cine infantil, que llenará de expectativas a los más pequeños y que dará que pensar a los más grandes. Pero que como siempre, es apto para todo público y una película que no se deberían perder.

Director: Peter Ramsey
Año: 2012
País: USA
Duración: 1 hr. 37 min.

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=zpngGG1ayZ0[/youtube]

6 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Instagram

Invalid username or token.

Facebook

COLABORADORES