Pages Navigation Menu

[Review de Cine] El Espía (Tinker Tailor Soldier Spy)

SINOPSIS: Años 70, en plena guerra fría. El fracaso de una misión especial en Hungría provoca un cambio en la cúpula de los servicios secretos británicos. Uno de los defenestrados es el agente George Smiley. Sin embargo, cuando ya se había hecho a la idea de retirarse, le encargan una misión especial. Se sospecha que hay un “topo” infiltrado en la cúpula del Servicio y sólo alguien de fuera puede averiguar quién es. Con la ayuda de otros agentes jubilados, Smiley irá recabando información y encajando las piezas para intentar descubrir al traidor. 

Como bien dice el nombre (en español), la película “El Espía” es de espionaje y está basada en la novela de John le Carré del mismo nombre (en inglés). Es la segunda película de Tomas Afredson (Let me in) y ha sido acreedora de los títulos de Mejor guión adaptado y Mejor película británica por los Premios BAFTA y presenta además varias otras nominaciones, inclusive en los Óscar.

Y no es novedad si uno ve los nombres de los protagonistas, contando con grandes actores como Gary Oldman (George Smiley), Colin Firth (Bill Haydon), Toby Jones  (Percy Alleline), John Hurt  (Control), Tom Hardy (Ricki Tarr), Mark Strong (Jim Prideaux), Benedict Cumberbatch (Peter Guillam), entre otros. Aunque se puede decir que no es su único atractivo, la ambientación de la Guerra Fría en los 70 está muy bien lograda, con un aire de opresión, tonos grises y un inevitable secretismo absoluto en el que todos se esconden todo.

La historia de “El Espía” se va desarrollando a través de conversaciones, deducciones e investigación en que las verdades a medias y las pistas que se dan poco a poco (las reales y las que no llevan a nada) requieren que el espectador esté atento en cada momento e incluso así se pierda a momentos.

Hace una alusión perfecta a la época en que se ambienta y, además de la historia central, nos muestra la vida de los protagonistas manifestando que la vida es aún más compleja de lo que se ve a simple vista y exponiendo la delgada línea que separa lo bueno y lo malo, en una época en que todo se difumina.

Muchos se imaginarán que “El Espía” es una producción del estilo norteamericano, en que todo es pulcro y los actores se destacan, sin embargo, aquí no es esa la idea. Los protagonistas son de bajo perfil, tratando de pasar incluso desapercibidos, al punto que te da la idea de que la historia los sobrepasa y son solo un instrumento más.

Es una película compleja, con una historia sesgada, con un ritmo pausado pero a la vez intensa y con una trama absorbente. Su duración es la que debe ser y no la encontrarás densa, solo muy intricada, lo más probable es que quieras verla una segunda vez para encontrar más matices.

Director: Tomas Alfredson
País: Inglaterra
Protagonistas: Gary Oldman, Colin Firth
Año: 2011
Duración: 2h 5m.