Netflix hizo lo que miles de fans en el mundo esperaban, la continuación de la exitosa serie Breaking Bad protagonizada por Bryan Cranston y Aaron Paul.

Pero mi pregunta es, ¿era necesario hacerlo, darle otro final a esa grandiosa serie? La verdad es que me encantó la serie, pero no soy un fanboy, por lo que vi esta película un poco más relajado y sin esperar mucho, en caso de que no fuera tan buena no quedar decepcionado. 

La historia nos sitúa inmediatamente después del final de la serie y nos muestra tanto etapas del presente de Jesse Pinkman como de su pasado a modo de flashbacks luego de separarse de Heinsenberg. Tiempo en que estuvo cautivo.

La actuación de Pinkman es brillante, a pesar de no ser uno de los personajes favoritos de la serie, logra traspasarnos el espíritu de Breaking Bad. Mostrando mayor madurez y teniendo que tomar sus propias decisiones al no estar Walter. No se si decir que es más frió, pero si mucho mas calculador y seguro de si mismo.

Contiene escenas de acción, pero en general es bastante lenta, como dice su titulo, recorre un largo camino, el cual no aburre, pero debió de contar con muchas más partes de acción como se caracterizó la serie. Se lleva 4 de 5 jumbitos.

Podemos ver también a otros personajes memorables de la serie aunque se extrañaron a varios otros.

El Camino, nos muestra lo que tuvo que recorrer Jessi Pinkman para lograr un equilibrio interno y para darle un final final que satisficiera a todos los viudos de la serie Breaking Bad que aún lloran por Walter White. 

Para terminar, los dejo con este vídeo que encontré muy bueno con 1 segundo de cada episodio de la serie en orden cronológico.

Agregar comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES