SINOPSIS: Dos niños de unos once años se enfrentan con violencia en un parque, labios hinchados y algún diente roto. Los padres de la “víctima” han invitado a su casa a los padres del “matón” para resolver el conflicto. Lo que comienza siendo una charla con bromas y frases cordiales, adquiere un tinte más violento a medida que los padres van revelando sus ridículas contradicciones y grotescos prejuicios sociales.

Pocos lograrían lo que Roman Polanski realizó con tanto éxito en esta cinta, es que finalmente, les guste o no, es una clase magistral de lo que se puede realizar con una buena dirección, un buen guión y los recursos más limitados que puedan encontrar. Con cuatro personajes, unos pocos escenarios y sin apenas mover la cámara nos da 80 minutos de tensión, de risas y de una historia compleja.

Adaptación de una obra de teatro del mismo nombre, he ahí el por qué de los pocos escenarios y personajes, escrita por Yasmina Reza. Carnage, Un Dios Salvaje nos muestra el acuerdo, o falta de él, de unos padres ante la pelea de sus hijos.

Los personajes son complejos, Penélope Longstreet (Jodie Foster) es la idealista, siempre tratando de imponer su visión de pacifismo ante la disputa en que se encuentra. Nancy Cowan (Kate Winslet) por otra parte es la típica persona frívola, que vive de las apariencias y que aparenta mucha más calma, interés o lo que sea necesario en el escenario que se encuentre. Michael Longstreet (John C. Peilly) es el marido de Penélope, y su rol se basa en ser el que concilia las partes, tratando de llegar a un acuerdo que deje contentos a todos y Alan Cowan (Christoph Waltz) se encarga de ser el indiferente, sin darle mucha importancia al comportamiento rebelde de su hijo y tratando de salir de la situación lo antes posible.

Entre ellos se da una dinámica especial, concordando y estando en desacuerdo por partes, formando alianzas y dando opiniones que los unirán a quien menos esperan.  Es importante fijarse en el escenario al inicio y final de la cinta, porque tal vez es lo que más nos dará una pista de cómo termina el conflicto.

Es una suerte de comedia absolutamente seria, que llama la atención tanto por la forma de realizarse como por el contenido y que dejará encantados a los que buscan algo más que acción en el cine.

Director: Roman Polanski
Protagonistas: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz, John C. Reilly.
Año: 2011
País: Francia/Alemania/Polonia/España
Duración: 1 hr. 20 min.

 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=59Zcyzlb5ng[/youtube]

2 comentarios

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Facebook

COLABORADORES