Pages Navigation Menu

[Review de cine] Actos de Venganza

Sinposis:

Un abogado exitoso se ve enfrentado en el momento más difícil de su vida cuando lo pierde todo de manera misteriosa, en circiunstancias en las que ni la policía puede ni quiere resolver, Frank (Antonio Banderas) decidirá que él mismo puede encontrar al culpable de todo para castigarlo.

 

Un silencio incuestionable

Charlie Mic

Cuando se ve Actos de Venganza, hay dos elementos estructurales de la película que se van conjugando entre sí. El primero es la trama, y el segundo es el propio protagonista: Antonio Banderas, hay muchos films en los que el actor detrás del personaje es el que da fuerza o justifica parte de la trama, en el sentido que representa «algo», por ejemplo La Roca, suelen explotar el carisma que tiene y lo colocan en todas las películas (o casi todas), como un tipo bonachón y carismático. En este caso, la trama se puede explicar en gran parte porque «Antonio Banderas puede» «¿Quién le dice que no a Antonio Banderas», etc. En el sentido más literal de la palabra, en lo que se suponía tenía que ser una película de acción realista, toma ribetes que son francamente in-creíbles e im-posibles, coincidencias cósmicas afortunadas en las que el protagonista sólo sonríe y asiente con una clara expresión de «lucky, for me», en los que la audiencia no hace más que reír, porque ¿Alguien puede cuestionar a Antonio Banderas?

El punto de la trama se vuelve especialmente notorio cuando los clichés necesarios para construir una historia de Venganza terminan y empieza el desarrollo de la historia, hay giros inesperados y completamente innecesarios, donde el guionista dio el espacio para una breve historia paralela que no tenía sentido que estuviese presente, aún cuando Paz Vega es una muy buena actriz y bastante guapa, su papel estaba completamente de más. Sin embargo, al finalizar la película uno se da cuenta que a pesar de todos estos “detalles” que deberían bajar en definitiva la calidad de la película, terminan haciendo que en realidad – si es que dejas de verlo con ojo crítico – puedas disfrutar el rato, donde te ríes de lo increíble y puedes apreciar la tremenda capacidad actoral de un hombre que pasa al menos un tercio de la película completamente en silencio, solo interrumpido por otros personajes y por la propia narración de Frank (Antonio Banderas) que explica el porqué de sus actos, se puede ver con claridad, lo que quiere decir, basta con una simple mirada o expresión que de. Sin duda, su mayor logro, es que trasciende más allá de una película de domingo por la tarde, que es absolutamente olvidable, ya que por el hilo argumentativo y ridículo de ciertas escenas, va a hacer que lo comentes con tus amigos.

 

Charlie Mic

 

Trailer:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *